Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 16:30
Miércoles, 10 de octubre de 2012, a las 18:47

Redacción. Vitoria
La Federación de Euskadi de Asociaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (Fedeafes), que representa a más de 3.000 familias, ha instado a las instituciones públicas a "mantener los servicios sanitarios y sociales", ya que pese a la crisis es "más necesario que nunca" invertir en salud mental.

J.M.Fernández.

a presidenta de Fedeafes, María Ángeles Arbaizagotia, y la presidenta de la asociación alavesa Asafes, Carmen Rodriguez, han participado este miércoles en un acto con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, en el que también han estado presentes la diputada alavesa de Servicios Sociales, Marta Alaña, y el viceconsejero de Sanidad, Jesús María Fernández.

En el acto se ha leído un manifiesto de apoyo a las familias y personas con enfermedad mental y se ha presentado una guía de estilo sobre cómo abordar la salud mental en los medios de comunicación, según ha informado Fedeafes en un comunicado.

Desde Fedeafes se ha destacado que la inversión en prevención y detección pre coz de trastornos mentales, así como en el tratamiento integral (psicoterapéutico, psicosocial y farmacológico) de los afectados, supone un "ahorro en el gasto público". Según datos de un informe de Osakidetza de 2011 que ha aportado la federación, cada año la red sanitaria vasca atiende a 80.000 personas por problemas de salud mental.

Además, ha reclamado a las instituciones públicas que se "mantenga la inversión en salud mental" pese a la actual situación de crisis. Fedeafes, la Federación de Euskadi de Asociaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental, representa a más de 3.000 familias vascas.

La presidenta de Fedeafes ha instado a la ciudadanía y a las instituciones a que "defiendan con firmeza el mantenimiento de los servicios sanitarios y sociales" dedicados a este colectivo, y ha expresado que, pese a las dificultades presupuestarias que sufren todas las instituciones, es "más necesario que nunca" prestar atención a los problemas de salud mental.

Además, ha destacado la importancia de favorecer la incorporación al mercado laboral de las personas con enfermedad mental a través de "programas de empleo con apoyo". De hecho, solo el cinco por ciento de estas personas en el Estado tienen un trabajo estable, tal y como ha explicado.

Por otra parte, ha expresado su preocupación por el impacto que puedan causar medidas como el nuevo sistema de copago de medicamentos o la reciente reforma de la Ley de Dependencia, que "podría obstaculizar aún más el acceso de este colectivo a las ayudas económicas".