18 nov 2018 | Actualizado: 17:25
Domingo, 22 de diciembre de 2013, a las 11:22
Redacción. Madrid
Los gobiernos de Andalucía, Cataluña y País Vasco han manifestado su oposición a la reforma de la ley del aborto aprobada el pasado viernes por el Consejo de Ministros. La Junta de Andalucía ya ha anunciado la posibilidad de recurrir esta norma “si hay base constitucional suficiente que determine que se está limitando los derechos de los ciudadanos”, ha apuntado el vicepresidente andaluz, Diego Valderas.

Los consejeros de Salud de Andalucía, Cataluña y País Vasco: M. José Sánchez Rubio, Boi Ruiz y Jon Darpón, respectivamente.

“Con este PP sólo miramos hacia atrás, hay un largo túnel de la crisis y al mismo tiempo derechos y libertades retrocediendo de forma indecente e inaceptable”. Por eso, y según le ha expresado ya la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, la Junta va estudiar “todos los elementos” de la reforma “muy a fondo” y cualquier tipo de decisión sobre un posible recurso la comunicará “en los próximos días”.

El consejero de Salud de Cataluña, Boi Ruiz, ha considerado innecesario que el Gobierno reforme la ley del aborto, porque entiende que la regulación actual funciona bien y no representa ningún problema, y ha augurado que los cambios previstos por el Ejecutivo de Mariano Rajoy “seguramente” generarán un nuevo conflicto con el Estado. “No hagamos un problema donde no lo hay”, ha pedido el consejero, al entender que actualmente la sociedad, en su gran mayoría, se encuentra cómoda con la ley de plazos aprobada durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Por su parte, el lehendari, Iñigo Urkullu, ha reconocido que no comparte ni entiende la reforma de la Ley del Aborto impulsada por el Ejecutivo del Partido Popular y ha advertido de que se está ante “un paso atrás” al romperse el consenso. El presidente del Gobierno vasco ha advertido ha recordado que existía “un amplísimo consenso social” en torno a esta cuestión y ha lamentado que ahora se haya “roto”.