Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 10:40

Alonso asegura que la ley no obliga a recibir terapia en casos como el de Andrea

Aboga por confiar en los médicos, que disponen de los medios para asegurar una muerte digna

Sábado, 10 de octubre de 2015, a las 10:37
Redacción. Madrid
El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, ha defendido la normativa española respecto a casos como el de Andrea, la niña de 12 años con una enfermedad incurable que ha fallecido este viernes tras recibir sedación e hidratación mínima desde el lunes, pues, según ha ratificado, la legislación española no quiere obligar a nadie a recibir un tratamiento, no considera que se tengan que proporcionar tratamientos innecesarios y no da cobertura a la obstinación terapéutica.

El ministro de Industria, José Manuel Soria; el presidente del Colegio de Médicos de Tenerife, Rodrigo Martín, y el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, este sábado en la sede colegial en Santa Cruz de Tenerife.


Para Alonso, el debate hay que fijarlo en la calidad de los profesionales sanitarios, abogando por confiar en los médicos, puesto que disponen de las herramientas legales y de los códigos de actuación necesarios para asegurar una muerte digna y unos cuidados paliativos de calidad.

“Y en este caso, a pesar de las dificultades, pues también al final se demuestra la confianza que debemos mantener en nuestro sistema y en nuestros profesionales”, ha argumentado.

Rechaza el ‘oportunismo político’ para abrir un debate

Cuestionado sobre si el Gobierno se plantea algún tipo de modificación a la ley, el ministro ha defendido que no es necesario. “No podemos legislar para el caso –ha concretado–. Tenemos una legislación que garantiza esa cobertura. Estas situaciones se resuelven diariamente en los hospitales españoles y se resuelven de manera adecuada”.

Asimismo, ha hecho hincapié en que hay que confiar en los médicos, puesto que, aunque la ley da cobertura, el que tiene que decidir en casa caso es el profesional. “Es absurdo que pensemos que los políticos podemos regular por ley cada una de esas situaciones”, ha matizado. “Son situaciones que tienen que ser abordadas por parte de los profesionales, de los comités de ética que existen en los hospitales y, en caso de discrepancia, con la tutela judicial, sobre todo si se trata de menores o de gente que tiene que expresar su consentimiento por representación”, ha insistido.

Por último, ha subrayado que no hay que hacer “oportunismo político” con este caso para abrir un debate que pueda celebrarse en las elecciones generales. “El hecho es que Andrea ha fallecido después de muchos años de sufrir una enfermedad y de recibir todo el cariño y la atención de sus padres. Nos deberíamos centrar en eso y que en el hospital han ayudado a que ese proceso se hiciera de la mejor manera posible”, ha concluido.

Conferencia en Las Palmas

Alonso ha hecho estas declaraciones, tras fallecer la niña Andrea este viernes, durante la conferencia  ‘Sanidad presente y futura: el papel de los profesionales’, impartida por él mismo en la sede del Colegio de Médicos de Las Palmas de Gran Canaria. “Hoy es un día de pésame y de reconocimiento a la familia, a la que traslado todo el cariño del Gobierno. También es un día de reconocimiento a muchas familias que tienen hijos que padecen enfermedades poco frecuentes o que tienen enfermedades degenerativas y que los cuidan durante muchos años”, ha asegurado.

“Creo –ha subrayado– que la sanidad pública española lo hace así [de la mejor manera] porque tiene un código deontológico que procura que el final de la vida sea de la manera más digna posible y porque tiene la cobertura y el respaldo de la ley”.

Visita al Colegio de Médicos de Santa Cruz de Tenerife

Por otra parte, este sábado el ministro se ha entrevistado con los médicos de Santa Cruz de Tenerife, y, en este contexto, ha declarado que el modelo sanitario español ha de cambiar hacia una mayor integración con la Atención Primaria y los servicios sociales.

Rodrigo Martín y el ministro de Sanidad, este sábado.


“Hemos hecho muchos esfuerzos por la sostenibilidad [del sistema sanitario] a lo largo de estos años. Es evidente que con una población que está envejeciendo y con un aumento de la cronicidad dentro del sistema, pues tenemos que seguir haciendo este trabajo”, ha asegurado.

Alonso abogó aquí por incorporar nuevas técnicas, tratamientos innovadores y nuevos fármacos que, añadió, cada vez van siendo más eficaces para combatir algunas de las enfermedades que tienen más prevalencia.

Respecto a la sostenibilidad del sistema, el ministro recordó que, durante los últimos cuatro años, se han ahorrado 5.000 millones de euros en gasto farmacéutico y se han podido incorporar fármacos de última generación como los de la hepatitis C.

“Estamos permanentemente en ese esfuerzo de gestión. El modelo tiene que cambiar hacia una mayor integración con la Atención Primaria y, por tanto, con la labor de prevención de las enfermedades. Y también tiene que cambiar hacia una mayor integración con los servicios sociales”, recalcó. Por último, recordó que la financiación depende del sistema de financiación autonómica y de que los gobiernos prioricen el gasto de salud.

Alonso ha hecho la visita a la entidad colegial tinerfeña acompañado de ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y ambos han sido recibidos por el presidente de la institución, Rodrigo Martín. El ministro también ha resaltado que el “pacto por la sanidad es imprescindible, por lo que hay que fomentar el dialogo entre profesionales y gestores”.

Por otra parte, ha destacado que el acceso de toda la población al Sistema Nacional de Salud (SNS) tiene  que ser universal de verdad en una cartera de servicios común, como así lo reconoce la Ley de 2011. Por último, Alonso reconoció el papel que juega la profesión médica, “tenemos la mejor sanidad del mundo porque tenemos los mejores profesionales”.