17 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Suspenso en altas hospitalarias

Los datos pertenecen al último informe de la OCDE

Miércoles, 04 de noviembre de 2015, a las 14:55
Javier Barbado. Madrid
España dispone de un promedio de tres camas por cada 1.000 habitantes según el registro del año 2013 publicado por el último informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), lo que la sitúa en el puesto 28º de 42 países integrados ese año en el organismo (en 2011, el mismo trabajo la ponía en la posición 26º de 40). Pero, al mismo tiempo, la española es de las naciones con mayor renta per cápita del mundo que peores datos registra de altas hospitalarias, es decir, de resolución clínica del enfermo en el nivel especializado.

En concreto, España ocupa el puesto 35º de 41 países de todo el mundo contabilizados por la OCDE en número de altas hospitalarias en 2013, es decir, tan solo seis países (Chile, Canadá, Brasil, Sudáfrica, México y Colombia) tuvieron una cifra más baja de esta importante variable para conocer la capacidad resolutiva de los centros y la exposición del enfermo, por ejemplo, a infecciones nosocomiales.

Así se deduce de los datos globales publicados por la OCDE en su informe anual ‘Health at a Glance 2015’, donde se interpreta que, en parte, la diferencia en altas de hospital entre los países la condiciona la cantidad de camas hospitalarias per cápita de que disponen.

De hecho, según el informe, “el número de camas hospitalarias por persona en Austria y Alemania supera en más del doble al correspondiente a Canadá y a España, al tiempo que el promedio de alta hospitalaria en estos dos países es dos veces mayor que el registrado en aquéllos”.

Los datos españoles en número de altas hospitalarias, por otra parte, son de 99 por cada mil habitantes en 2013, muy similares a los de 2011 (en este año ocupó el puesto 32º en el ranking).

Desglosado por enfermedades, la salida del enfermo  del hospital, en España, por enfermedades del aparato circulatorio obedeció a un promedio de 12,9 por cada 1.000 habitantes en 2013 (puesto 26º en la clasificación mundial de la OCDE, frente al 28º que ocupaba en 2011). Y en cuanto a altas en pacientes con cáncer, fueron, en territorio español, 9,7 por cada 1.000 habitantes en 2013 (puesto 25º en el ranking de países y diez de cada 1.000 en 2011 con la misma posición  en la clasificación).

Sube la estancia hospitalaria

Pero España puntúa con valores indicativos de una razonable eficiencia en su actividad hospitalaria en otra variable, el número de días que permanece el enfermo; en este caso, el informe revela una cifra de 7,6 días de media, lo que le lleva a ocupar el puesto 16º en el año 2013 de 34 países de la OCDE (en 2011, este mismo valor, fue de alrededor de ocho días, y España se situaba en el puesto 20º).

Ligero repunte en dotación tecnológica

Por otra parte, en número de aparatos de imagen por resonancia magnética, España se acerca al promedio europeo y ocupa el puesto 11º tanto en el informe de la OCDE de 2013 como en el de 2011. En el último publicado, con datos de 2013, el país disponía de 15,3 de estos dispositivos como promedio cada 15.000 habitantes (frente a 13,9 en 2011).

Otra tecnología indicativa de desarrollo en un hospital bien equipado, la tomografía computerizada (TC), coloca a España, con 17,6 unidades en 2013, en el puesto 17º de todos los países que integraban, ese año, la OCDE. En los datos de 2011, se sitúa en la 15º posición con 17,3 aparatos.