17 nov 2018 | Actualizado: 18:20
La Revista

Fusión en Granada: ¿Es un líder sindical, es un político? No, es 'Spiriman'

Sindicatos y partidos políticos apoyan su causa, pero discrepan con sus formas y no apoyan sus exabruptos

El médico granadino Jesús Candel, conocido popularmente como 'Spiriman'.
Fusión en Granada: ¿Es un líder sindical, es un político? No, es 'Spiriman'
sáb 31 diciembre 2016. 18.00H
J.Roibás
Las preguntas del titular fácilmente se las podía haber hecho un usuario de las redes sociales cuando Jesús Candel -'Spiriman'- comenzó a publicar sus vídeos en defensa de la sanidad pública granadina. Su lenguaje directo y políticamente incorrecto, unido a un carisma innegable, han aupado a un médico de urgencias a convertirse en el líder de unas protestas que exigen a la Junta de Andalucía el bloqueo de la fusión hospitalaria en la ciudad y el establecimiento de dos centros con carteras completas de servicios y urgencias finalistas.

Candel, un médico de urgencias del Hospital Ruiz de Alda y afectado e indignado por la reordenación hospitalaria promovida por la Junta de Andalucía en su ciudad, recibe su sobrenombre de la Fundación Spiribol, la cual promueve y en la que trabaja contra la exclusión social de niños que viven en entornos desfavorecidos.

Como él mismo ha repetido en incontables ocasiones en sus vídeos, no tiene detrás a ningún partido político ni a ningún sindicato, actúa a ‘pecho descubierto’ con el respaldo de toda una ciudad que clama al unísono en contra de la decisión del Gobierno autonómico, o al menos eso sostiene.

“No me gusta nada lo del mesías. Ha sido la ciudad de Granada la que me ha llevado en volandas a manifestar todo nuestro malestar”, decía Candel en una entrevista. Leyendo la respuesta, entre líneas, parece traslucir  el hecho de que se considera el representante de una reivindicación en la cual ya había mucha gente metida antes de que emergiese su figura, si bien, como todos los consultados por LA REVISTA de Redacción Médica reconocen, él ha sido el que ha logrado llevarse el gato al agua en cuanto a la movilización ciudadana.

El problema es que fruto de esa autovisión, cuasi mesiánica, se ha desterrado a determinadas organizaciones sindicales que no han comulgado a pies juntillas con lo que dice la cabeza visible de las protestas, pese a que reivindican lo mismo.

El acuerdo que provocó la ira


“El que dice algo contrario a lo que dice Jesús Candel enseguida es descalificado”


“Traidores”, fue lo más bonito que salió de la boca de 'Spiriman' después de la firma el pasado 13 de diciembre de un documento por parte de CCOO, Satse, CSIF, UGT y USAE con la gerencia del Complejo Hospitalario Universitario de Granada. La suscripción de ese texto, que no era exactamente igual que el apoyado por todos los sindicatos el 11 de noviembre, despertó las iras de ‘Spiriman’, que cargó duramente contra todas las organizaciones firmantes y, de hecho, hizo que USAE retirase su firma del mismo.

Como explica a este medio el responsable de sanidad de CCOO en Granada, Félix Alonso, la reacción exacerbada de 'Spiriman' ha provocado que tanto su organización como los demás sindicatos firmantes hayan tenido que pagar “un precio muy alto”. “El que dice algo contrario a lo que dice Jesús Candel enseguida es descalificado”, asegura el sindicalista, que subraya que están sufriendo ataques constantes en las redes -ese campo abonado a las críticas desmedidas y a la descalificación rápida- y que se han producido “desafiliaciones”.

“Le han fallado las formas. En CCOO llevamos peleando desde que el Servicio Andaluz de Salud plantea la fusión y nos mantenmos en contra”, añade Alonso, que considera que se ha ensombrecido la “lucha colectiva”.

DESAPEGO Y NUEVAS PLATAFORMAS PROFESIONALES

Jes?s Candel en una manifestaci?n

Jesús Candel en una manifestación

Ese deslucimiento de la batalla conjunta ha cristalizado también en la creación de una nueva plataforma social que se desmarca del protagonismo de Candel. Con más de un millar de seguidores en Facebook y denominada '2 hospitales útiles Granada', la nueva plataforma, creada por la anestesista Carmen de la Linde, declara abiertamente que ‘Spiriman’ no representa sus reivindicaciones.

De hecho, este nuevo espacio ya ha conseguido sentarse a dialogar con la gerencia del Complejo Hospitalario, si bien hay que destacar que Carmen de la Linde y Cristina López, la representante del Gobierno autonómico en el conflicto, han trabajado juntas durante muchos años, tal como ha reconocido de la Linde en su carta abierta, en la que también responde a una serie de críticas vertidas por Candel hacia ella.

“He valorado muy positivamente su contribución para movilizar a la ciudadanía para reivindicar el cambio de modelo sanitario, pero su dialéctica está provocando un gran distanciamiento entre los profesionales de la salud y los ciudadanos, entre los mismos profesionales, generando desconfianza de nuestro quehacer y repercutiendo negativamente en la relación médico-paciente, daño que temo sea difícil de reparar”, dice la fundadora de la nueva plataforma en su texto.

LLAMADAS A LA UNIDAD

Pese a las distintas llamadas a la calma y a la unidad, en la víspera de Nochebuena se produjo la firma de un nuevo documento entre la gerencia y los cuatro sindicatos (todos excepto USAE y Sindicato Médico, que se habían quedado al margen al no suscribir el anterior) y de nuevo hubo una explosión de Candel, que volvió a arremeter contra las organizaciones firmantes.

Entre las llamadas a la unidad se encuentra la del concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada Paco Puentedura, que defendió al periodista de la Cadena Ser Rafael Troyano después de que Candel le señalase en alguno de sus vídeos debido a sus opiniones, una actitud de 'Spiriman' que también fue reprobada por el Colegio de Periodistas de Andalucía.

“Manifesté mi apoyo a Troyano. Un medio de comunicación tiene una línea editorial, nadie es completamente objetivo y cada cual escucha una opinión de un medio y de otro”, asegura a LA REVISTA de Redacción Médica Puentedura, que reconoce que Troyano a él también le ha “dado caña” pero que jamás se puede cargar de ese modo contra un profesional. Por ese motivo, Puentedura llama al respeto de la libertad de expresión.

Quizá aquí se note la diferencia entre alguien curtido en mil y una -como están también los sindicatos- y alguien que llega de nuevas -por decirlo de algún modo-, por mucha ilusión que genere a su alrededor.

Jes?s Candel en una movilizaci?n ciudadana

Jesús Candel en una movilización ciudadana

En ese sentido, hay que reconocer que Candel ha tenido algunos destellos encaminados a recuperar esa unidad cuando publicó un vídeo –después de la firma del primer acuerdo sindicatos-gerencia- en el que se sentó con José Sánchez, el delegado provincial de Satse (uno de los firmantes), y buscó un espacio de diálogo en el que aprovechó para disculparse con él por sus exabruptos. En ese sentido, cabe destacar que Sánchez reconoció que si bien a él personalmente no le importaba la salida de tono de Candel, sí que había molestado a su familia. Pese a ello, cuando Satse firmó el segundo acuerdo, las críticas de ‘Spiriman’ volvieron a ser igual de contundentes y con las mismas descalificaciones. 

Al final, la mejor respuesta a la pregunta del titular parece ser la que realiza para Redacción Médica el vicepresidente de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Ángel Tocino, que señala que “lo que está movilizando 'Spiriman' merece un respeto porque ha llegado a gente” a la que ni políticos ni sindicatos han sabido llegar, pero también subraya que no comparte sus formas, ya que las organizaciones que llevan bregando desde hace tiempo en defensa de la sanidad pública desaprueban “las descalificaciones y los insultos”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.