¿Qué mueve a la industria farmacéutica en las fusiones y adquisiciones?

Un estudio desvela las tres principales motivaciones de las compañías

¿Qué mueve a la industria farmacéutica en las fusiones y adquisiciones?
jue 03 enero 2019. 14.15H
Redacción Médica
En el último año, han tenido lugar varias compra-venta y fusiones en la industria farmacéutica. Como por ejemplo, la adquisición de Celgene por parte de BMS,  la fusión entre GSK y Pfizer, la compra de Tesaro por parte de GSK, o el acuerdo entre Cantabria Labs con Stangest. Pero, ¿qué es lo que mueve a las empresas de este sector en las compras y fusiones?

Un estudio publicado por McKinsey&Company revela cuáles son las motivaciones que impulsan estos movimientos: innovar, trabajar de manera más eficiente y reforzar las carteras de productos. En Estados Unidos, hubo un total de 212 acuerdos durante la primera mitad de 2018 por un valor de 200 mil millones de dólares, lo que supone un gran crecimiento en un contexto estratégico.

Las pequeñas empresas son las que inician las primeras fases de desarrollo de un fármaco



Colaboración como fuente de innovación


El desarrollo de un nuevo medicamento cuesta alrededor de 2.400 millones de euros y la duración del proceso de desarrollo es de 10-12 años. Así, según el estudio, son las pequeñas empresas las que inician las primeras fases de estudio y, cuando la investigación está más avanzada, las compañías farmacéuticas más grandes entran en escena aportando los recursos económicos necesarios para financiar las costosas pruebas finales.

Además, las empresas necesitan una actualización continua de sus carteras para compensar, de esta manera, las pérdidas inevitables en los ingresos cuando las patentes caducan. Esta es una de las motivaciones de la industria para fomentar la actividad de negociación en compra-ventas y fusiones.

Desbloquear sinergias


Capturar nuevas sinergias mediante la adquisición de nuevas carteras de productos. Esta es otra de las motivaciones de la industria. Por ejemplo, Takeda adquiró Shire con el objetivo de generar sinergias que se traduzcan en beneficios de 1,4 mil millones de dólares después de la finalización del acuerdo.

Reforzar las carteras


Las grandes compañías farmacéuticas, a menudo, realizan acuerdos con el objetivo de realinear sus carteras debido a un cambio en sus estrategias o porque buscan reforzar su oferta.

Estas motivaciones continuarán en el panorama de la industria farmacéutica debido a que, según se desprende del estudio, “hay una feroz competencia por desarrollar los activos más atractivos e innovadores”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.