Agresiones, incendios y alertas: los casos insólitos del verano en sanidad

El personal sanitario, más allá de afrontar la escasez de plantillas, ha asumido protagonismo con hechos insólitos

Ambulancia reventada por el familiar de un paciente
Agresiones, incendios y alertas: los casos insólitos del verano en sanidad
sáb 01 septiembre 2018. 20.00H
Redacción
Sin lugar a dudas, el verano de 2018 no ha dejado ni un segundo de calma a los profesionales sanitarios del país, quienes han tenido que hacer frente a  incendios en los propios hospitales, a la atención de ciertos heridos en un festival o a alerta en Ávila por la muerte de un hombre por Crimea-Congo

El mes de agosto comenzaba con la triste noticia del fallecimiento de un hombre de 74 años en el Complejo Asistencial de Ávila a causa de la fiebre Crimea-Congo. El paciente había participado a finales de julio en una actividad donde sufrió la picadura de una garrapata. El proceso infeccioso le ocasionó fiebre elevada y un cuadro clínico que condujo al deceso a pesar de los esfuerzos del personal sanitario. 

A partir de ahí, alrededor de cien personas tuvieron que someterse a un seguimiento por haber tenido contacto con el fallecido, siendo dos terceras partes personal sanitario, al que se le dividió entre "nivel de riesgo alto" y "nivel de riesgo bajo". Finalmente, y siguiendo siempre el protocolo,  Junta de Castilla y León ha dado por finalizado este viernes, 24 de agosto,la Junta de Castilla y León dio por concluído el seguimiento de los contactos vinculados al caso de fiebre hemorrágica de Crimea-Congo el 24 de agosto.


DERRUMBE EN EL FESTIVAL

Diez días antes, en la madrugada del 13 de agosto, saltaba la noticia de que una de las plataformas de madera del paseo marítimo de Vigo donde tenía lugar el festival O Marisquiño se hundía con terribles consecuencias, ya que se calculaba un total de 300 heridos de diversa gravedad. Los trabajadores del Servicio Gallego de Salud (Sergas) tuvieron que movilizarse a toda velocidad para atender a los asistentes, trabajo que realizaron con calma, buena organización y con toda la profesionalidad de quienes están acostumbrados a trabajar en un contecto como este.

El lugar del accidente en el Festival O Marisquiño


El consejero de Sanidad gallego, Jesús Vázquez Almuíña, explicó que los afectados fueron distribuidos a través del 061 en dos puntos de atención y siete hospitales gallegos, el Hospital Álvaro Cunqueiro y el Povisa de Vigo. El dispositivo contó con 5 UCIS móviles con dotación médica, más de 35 ambulancias y equipos de protección civil. En el lugar de los hechos, además, se estableción un equipo de mando y un triaje especial, que después se ampliaría en cada Centro de Atención Continuada. Los pacientes calificaron de "impecable" el dispositivo puesto en marcha por el Sergas, destando una "coordinación ágil y una atención eficaz y resolutiva". 

AGRESIÓN CON UNA SOMBRILLA

Ese mismo día 13, y en plena Feria de Málaga, un hombre agujereó, con el palo de una sombrilla de playa, una ambulancia del Dispositivo de Cuidados Críticos y Urgentes del Centro de Salud de El Palo, que se había desplazado para atender una urgencia en un domicilio. 


En Málaga, un hombre lanzó una silla contra una ambulancia que agujereó con el palo de una sombrilla


Al llegar a la casa, los sanitarios se encontraron a un familiar "muy violento", al que su propia familia había echado del domicilio para que dejara intervenir al equipo formado por una médico, un enfermero y un técnico. José Berreca, delegado del Sindicato Médico de Málaga, informó que el hombre había lanzado desde la terraza una silla que calló sobre la ambulancia.

Tras asistir a la víctima, los profesionales de Urgencias se vieron sorprendidos de nuevo por el agresor, quien les persiguió amenazándoles con el palo en cuestión. Los profesionales consiguieron refugiarse en el interior del vehículo hasta que legó la Policía, quien finalmente detuvo al hombre.  

OLEADA DE INCENDIOS

A principios de mes, un hombre de 44 años fue arrestado como presunto responsable del incendio en el Hospital Txagorritxu de Vitoria-Gasteiz, en el que se encontraba ingresado. Otros enfermos tuvieron que ser desalojados ante el peligro y los daños generados en las instalaciones ascedió a casi 60.000 euros.

Por su parte, Nicole Centanaro, magistrada del Juzgado de Guardia de Santa Cruz de Tenerife decretó el ingreso en prisión provisional sin fianza para la mujer de 51 años de edad acusada de provocar el incendio en el área de Pediatría del Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria. El acto delictivo también ocurrió el 13 de agosto, una fecha negra para el sector este verano.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.