Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:00
Autonomías > Galicia

Almuíña detalla el despliegue sanitario en el accidente de O Marisquiño

El consejero destaca la colaboración sanitaria para atender a los heridos del accidente del festival de Vigo

Jesús Vázquez Almuíña.
Almuíña detalla el despliegue sanitario en el accidente de O Marisquiño
Redacción
Lunes, 13 de agosto de 2018, a las 12:50
El consejero de Sanidad gallego, Jesús Vázquez Almuíña, ha destacado la buena actuación de los servicios sanitarios que han acudido a atender a los heridos del accidente del festival O Marisquiño, señalando la buena colaboración entre todos ellos. Se trata de cerca de 300 heridos que asistían al concierto que cerraba la cita gallega y que vieron cómo el paseo marítimo se hundía bajo sus pies. 

Vázquez Almuíña ha explicado en declaraciones a Al Rojo Vivo que él mismo había estado visitando a los heridos, de los cuáles 9 se encuentran ingresados, aunque uno de ellos es probable que reciba el alta en unas horas. "Se trata de fracturas, traumatismos cranoencefálicos o toráicos que son considerados como graves pero que no se teme por su vida", ha asegurado, añadiendo que el menor de todos es un niño de once años que es precisamente quien puede recibir el alta próximamente. 

Según el consejero, los afectados fueron distribuidos a través del 061 en dos puntos de atención y siete hospitales gallegos, aunque actualmente sólo están ingresados en dos -El Álvaro Cunqueiro y el Povisa de Vigo-. Ha explicado también que quizás alguno de los pacientes tenga que pasar por quirófano, principalmente por la fractura que presente. 

Dispositivo sanitario coordinado


Preguntado por el dispositivo sanitario desplegado, Vázquez Almuíña ha señalado que contaron con 5 UCIS móviles con dotación médica, más de 35 ambulancias y equipos de protección civil. En el lugar de los hechos se estableción un equipo de mando y un triaje especial, que después se ampliaría en cada Centro de Atención Continuada. 

El consejero ha agradecido que no haya que lamentar mayores consecuencias de derrumbe, aunque ha admitido que "por las fotos que vi, pudo ser una auténtica masacre".