20 de abril de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:00
Autonomías > C. Valenciana

Médicos de Familia dan pautas a los pacientes para manejar su cronicidad

Sanidad ha puesto en marcha el programa 'Pacient Actiu' cuyo objetivo es mejorar las habilidades de los pacientes

Carlos Javier Gosálbez, gerente del Departamento de Salud Elche-Hospital General.
Médicos de Familia dan pautas a los pacientes para manejar su cronicidad
REDACCIÓN
Miércoles, 17 de enero de 2018, a las 13:10
Impulsado por la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana y Atención Primaria del Departamento de Salud del Hospital General de Elche, el programa ‘Pacient Actiu’ tiene como objetivo formar a pacientes crónicos en el manejo de su enfermedad. Los cursos se han desarrollado durante seis semanas consecutivas con sesiones de dos horas y medias semanales.

Este programa pretende apoyar y capacitar a las personas que acuden a los talleres para mejorar sus habilidades, aportarles motivación y confianza para manejar los síntomas de la enfermedad; favorecer hábitos de vida más saludables; cumplir mejor las recomendaciones y tratamientos; mejorar los resultados en salud; mejorar la comunicación con los profesionales sanitarios; y utilizar los recursos sanitarios de forma eficiente.

La selección de pacientes para asistir a estos cursos se hace de entre todas las zonas básicas de salud del departamento. Por tanto, los asistentes no necesariamente tienen que ser pacientes adscritos a los centros encargados de impartir la formación. Existen folletos de solicitud en cada centro de salud para que el paciente los rellene. Los profesionales los valoran y, si el solicitante cumple con los requisitos necesarios, se le incluye en el programa.

Los talleres

Profesionales del centro de salud de Altabix y de Santa Pôla han sido los encargados de impartir los talleres junto con pacientes expertos, una figura muy importante porque fomenta el intercambio de conocimientos entre personas que comparten una misma enfermedad y experiencia, con el objetivo de incrementar la calidad de vida.

A través de diferentes actividades, los pacientes empezarán a lograr pequeños cambios, aumentando su confianza en sus habilidades para manejar los síntomas y problemas causados por la enfermedad.

Además, los asistentes aprenden a manejar el dolor, a resolver conflictos, a adecuar su alimentación, a aumentar su nivel de actividad física, y a controlar el estado de ánimo y la manera en que la enfermedad influye en sus relaciones personales.