Del total dirigido al servicio de salud, un 65 por ciento se destinará a personal y 117 millones a inversiones

Salud presenta sus presupuestos del 2023 con 3.733 millones para Osakidetza
Gotzone Sagardui, consejera de Salud del Gobierno Vasco.


03 nov 2022. 18.10H
SE LEE EN 4 minutos
Los presupuestos del Departamento de Salud alcanzarán en 2023 los 4.638,9 millones de euros, un 6 por ciento (256,9 millones) más con respecto al presupuesto de 2022. Se mantiene así el crecimiento constante registrado en los últimos años: un 5,9 por ciento en 2022 respecto a 2021; 4 por ciento en 2021 sobre 2020; y 6 por ciento en 2020 frente al año anterior. Se trata, nuevamente, del departamento con mayor dotación económica, en línea con el compromiso solidario del Gobierno del Lehendakari Urkullu, que destina 3 de cada 4 euros de su presupuesto total a sus políticas sociales.

Un esfuerzo continuado cuyo objetivo es, en palabras de la Consejera de Salud, Gotzone Sagardui, avanzar hacia una salud "sin desigualdades, más cercana y al servicio de las personas, a través del impulso de las políticas públicas relacionadas con la salud y el bienestar", según explica el propio departamento. De hecho, la partida presupuestaria de 2023 supone rebasar el techo de los 2.000 euros por habitante, hasta llegar a 2.114 euros per cápita, lo que supone un incremento cercano al 25 por ciento desde la cifra del último año prepandemia (2019). 

En esa línea, es la atención sanitaria directa a la ciudadanía la que concentra también en 2023 la mayor parte el crecimiento presupuestario. Así, la dotación destinada a Osakidetza vuelve a crecer, en concreto un 6 por ciento, alcanzando la cifra de 3.733 millones de euros.


Gasto en personal

De esa cifra total, más de dos tercios (65 por ciento) se destinan a personal, cuyo gasto asciende desde los 2,264 millones de euros el pasado ejercicio a 2.426 millones en 2023.

El pasado mes de octubre el Consejo de Gobierno aprobó la mayor ampliación de plantilla de Osakidetza en las dos últimas décadas, con un total de 2.467 plazas (de ellas, 358 para Atención Primaria), que sitúan la plantilla estructural del Servicio Vasco de Salud en 30.073 puestos. Sin embargo, tal y como ha anunciado hoy la propia Consejera de Salud, el proyecto de Ley de Presupuestos contempla aumentar con otras 919 plazas estructurales, lo que permitiría alcanzar cerca de las 31 mil personas (30.992).


Inversiones sanitarios

El capítulo de nuevas inversiones prevé para el 2023 un montante de 117 millones de euros, que se repartirán del siguiente modo: 38 millones en obras; 34 en instalaciones; 22 en equipamientos; 12 millones en informática y 11 millones provenientes del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia para proyectos que implementen la Transformación digital.

Por territorios:
  • Álava: para actuaciones como la Fase II del HUA Txagorritxu; los centros de salud de Alde Zaharra Gasteiz, Laudio y Oion; o la ampliación de la dotación de la Red de Transporte Sanitario Urgente de ese territorio.
  • Vizcaya: entre otras actuaciones, las consultas externas del HUBasurto; y los centros de salud de Bolueta y San ignacio, (Bilbo), y Zalla.
  • Guipúzcoa: entre otras actuaciones, para la instalación de protonterapia; y los centros de salud de Alde Zaharra, Altza y Loiola (Donostia), Tolosaldea, Ordizia, Bergara, Elgoibar y Aretxabaleta.
Mientras, los servicios e infraestructuras comunes de Osakidetza reciben una dotación de 89 millones de euros para: Radiología Digital, Ecografía, Monitorización y Equipamiento de quirófanos.


Otras partidas a destacar

El presupuesto destinado a Investigación se sitúa en 2,4 millones de euros y crece un 20 por ciento respecto al año anterior. Dentro del objetivo de salud y cuidado de las personas, hay que destacar el desarrollo e implementación a las terapias avanzadas que serán lideradas por los institutos sanitarios.
La Atención Sociosanitaria se mantiene, con un incremento del 0,8 por ciento, teniendo en cuenta que este año, al igual que los anteriores, se ha dedicado un gran esfuerzo a la creación de nuevas plazas sociosanitarias, en colaboración con las diputaciones forales. Además, se ha consolidado jurídica, económica y administrativamente, a través de los convenios suscritos con las diputaciones y Eudel.
El capítulo de Salud Pública ha experimentado un incremento del 1,3 por ciento, tras la sustancial subida del 9,7 por ciento registrada en los presupuestos de 2022.
El gasto en Farmacia aumenta un 5,6 por ciento, lo que supone 27,6 millones de euros más. Este incremento se debe a la inclusión en la prestación farmacéutica de medicamentos con nuevas indicaciones para tratamientos de patologías de gran prevalencia, lo que supone a su vez extender el acceso a la innovación terapéutica.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.