Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Autonomías > País Vasco

El 25-S en la sanidad vasca: del año sabático a la imposición del euskera

Las propuestas en materia sanitaria de los partidos el 25-S

Los candidatos Alfonso Alonso (PP), Pili Zabala (Elkerrakin-Podemos), Idoia Mendía (PSOE-EE), Miren Larrion (EH-Bildu), Nicolás de Miguel (Ciudadanos) e Iñigo Urkullu (PNV-EAJ).
El 25-S en la sanidad vasca: del año sabático a la imposición del euskera
Jueves, 22 de septiembre de 2016, a las 10:30
Los sanitarios vascos están llamados a las urnas el próximo 25 de septiembre en unos comicios en los que, según las encuestas, el actual lehendakari, Íñigo Urkullu necesitará del apoyo de socialistas o populares para continuar al frente del Gobierno vasco. Para arrebatar la victoria al PNV, se postulan otros candidatos. El ex ministro Alfonso Alonso (PP),  Pili Zabala (Elkerrakin-Podemos), Idoia Mendía (PSOE-EE), Miren Larrion (EH-Bildu) y Nicolás de Miguel (Ciudadanos) ya han detallado sus propuestas en materia sanitaria.

Alfonso Alonso (PP)

La medida estrella del Partido Popular es centrarse en los profesionales de Osakidetza, “priorizando la formación y la experiencia por encima de otros criterios como el lingüístico” en alusión al euskera. Una reivindicación que no es nueva y que viene acompañada de la promesa de  modificar tanto la normativa relativa a la asignación de perfiles lingüísticos de cada puesto, como la valoración otorgada al euskera como mérito en las futuras OPEs.

Alfonso Alonso propone también revisar el modelo de Organizaciones Integradas (OSIS), proyecto  estrella del actual consejero Jon Darpón, e incorporar especialistas en Geriatría en la red de Osakidetza. En cuanto a la elección de los gestores, actualmente mediante libre designación, la candidatura encabezada por el que fuera ministro de Sanidad promete “despolitizar la gestión”, si bien no detalla si pretenden legislar este aspecto como se está haciendo en otras comunidades. 

Además, garantizar el tratamiento a “todos” los enfermos de Hepatitis C, potenciar la telemedicina, impulsar un foro de asociaciones de enfermos, familiares y cuidadores, agilizar la construcción del Hospital Universitario de Álava y crear bandcos de leche materna, de cordones umbilicales y de ADN son otras propuestas de los populares en materia sanitaria.

Pili Zabala (Elkerrakin-Podemos)

La candidata a lehendakari de Elkarrekin Podemos, Pilar Zabala, ha criticado en sus apariciones la "falta de inversión" en sanidad  y en este sentido ha prometido mejorar la financiación, aumentándola, al menos, el 1% del PIB de la comunidad. De hecho, la candidata a la presidencia del País Vasco no ha tenido ningún problema en reconocer en una conferencia que este paso va a llegar de la mano de una “policía fiscal” que vigile un correcto pago de impuestos. También quiere establecer una tasa que evite la fuga de capitales a nivel autonómico, lo que tiene todo el sentido para la financiación de un sistema cuyas competencias están trasferidas.

De cara a los profesionales, la formación se plantea ofertar cursos para adquirir competencias interculturales para poder atender "a toda la población". Además, quieren establecer incompatibilidades con el sector privado en los nuevos contratos y en los cargos de responsabilidad de todos los centros sanitarios. En cuanto a Atención Primaria, la propuesta de la candidatura liderada por Zabala pasa por establecer “unos topes máximos en los ratios de habitantes por profesional… que de manera general no deberían pasar de 1500 personas médicos de familia y enfermeros y de 1.000 para pediatras”. Pretenden incrementar el prepuesto de AP hasta situarse en el 25% del total e incorporar psicólogo y fisioterapeutas, al tiempo que prometen un tiempo de espera máximo de 2 días en consulta y 15 en especializada  y quirúrgica. Además, prometen integrar en Osakidetza la odontología y la podología, y los servicios sanitarios impartidos por Muface, Mugeju, ISFAS y otras empresas colaboradoras.

La industria farmacéutica es capítulo aparte. La formación morada les acusa de llevar a cabo un consumo innecesario de fármacos y tecnologías  para solucionar situaciones habituales de la vida diaria. Por ello proponen: acabar con la figura del visitador médico, eliminar las charlas y talleres patrocinados por las farmacéuticas, implantar una declaración obligatoria de conflicto de intereses en aquellos profesionales que tengan a su cargo la selección de fármacos y elaborar una guía farmacológica de “primera elección”.

Idoia Mendía (PSOE-EE)

Dentro del catálogo de propuestas incluidas en el programa de los socialistas vascos para las elecciones del 25 de septiembre, destaca su alusión al acceso los nuevos tratamientos. Literalmente, la candidatura liderada por Idoia Mendia,  habla de garantizar "el acceso a los tratamientos más adecuados para cada paciente, de acuerdo a la evidencia científica y al coste-efectividad de los mismos, para el cáncer, las enfermedades raras o las enfermedades infecciosas graves, como la hepatitis C".  Aunque no detalla cómo se hará, todo hace pensar que sólo será posible con una mayor asignación de recursos, algo que sí han defendido explícitamente el partido desde Madrid. Sin embargo, en el programa, sí que hay una alusión genérica a la necesidad "de establecer una política de suficiencia financiera, partiendo de la base de aumentar el porcentaje del PIB destinado a la Salud".

De cara a los dirigentes sanitarios, los socialistas quieren replantearse la estructura jerárquica de las OSIs, así como potenciar  las unidades de gestión clínica. A la profesión enfermera van destinadas otras propuestas, como su incorporación a la prescripción enfermera, consultas externas y participación en la gestión, así como facilitar la incorporación de todas las especialidades y  nuevos cometidos asistenciales para el colectivo.  De cara a las ofertas públicas de empleo, Mendía quería revisar el sistema e incorporar criterios que permitan “el acceso a los jóvenes sin experiencia.”

Llama la atención el detalle en la promesa de reducir las listas de espera. De esta forma, la formación promete: 1 día para consultas de Atención Primaria, 15 para especializada, 10 para pruebas complementarias, 30 para tratamientos quirúrgicos prioritarios de oncología y cirugía cardiaca. Para el resto de cirugías, “reduciremos un 2 por ciento los días de espera en cada año de legislatura mediante el incremento  de las operaciones con medios propios”. Por último, ampliarán la atención bucodental  hasta los 18 años e implantarán el cribado poblacional de cáncer de cérvix.

Miren Larrion (EH-Bildu)

Casi una página entera de su programa electoral ocupa la eukaldunización de Osakidetza. Para la candidatura de EH Bildu, encabezada por Miren Larrion, es prioritario que los sanitarios utilicen el euskera en su día a día y por ello les obligarán a redactar los historiales clínicos en este idioma, además de incorporar estos requerimientos en las contrataciones que realiza Salud, además de implantar el euskera como requisito obligatorio en una OPE. 

De cara a los profesionales, la formación les promete un año sabático, trabajando cuatro año cobrando un 80% para no trabajar el quinto ganando lo mismo. Además, se comprometen a aumentar la plantilla, limitanto su eventualidad y “mediante una habilitación legal” asignarán un puesto estable a aquellos que tengan aprobada una OPE.
EH-Bildu se centrará además en derogar el “repago” (copago) y legislar para hacer frente al decreto de prescripción enfermera.

Nicolás de Miguel (Ciudadanos)

Pocas medidas en materia sanitaria hace pensar que Ciudadanos tiene más que asumido su fracaso, pronosticado por las encuestas del CIS. Destacan entre ellas implementar el modelo de Incapacidad Temporal previsto en RD 635/214,  retener a los profesionales sometidos a contratación laboral, trasladar al personal “de cierta edad”  desde puntos sometidos a turnicidad y exigencia física hacia ocupaciones menos expuestas a estas circunstancias.

La  candidatura encabezada por Nicolás de Miguel defiende una “gestión de la sanidad despolitizada” y la reducción de altos cargos. En este sentido, proponen una limitación estricta para los puestos de libre designación en Osakidetza.

Íñigo Urkullu (PNV)

Entre los objetivos del lehendakari y candidato a la reelección del PNV, Iñigo Urkullu, para la próxima legislatura se encuentra la apertura del Hospital de Eibar, la puesta en marcha de seis nuevos centros de Atención Primaria y la ampliación de los servicios de Txagorritxu y Santiago en Vitoria.

Además, la candidatura del PNV quiere ”promocionar la finaciación por resultados en salud, tanto en los contratos con organizaciones del sector público como del sector privado, algo que ya anunció el pasado mes de julio el  consejero Jon Darpón.

A los profesionales les promete medidas de conciliación laboral y un plan para evitar agresiones. Además, aseguran que “promoverán el marco legal adecuado” –esto deja la puerta a legislar- que facilite la indicación y uso de fármacos por parte de los enfermeros. También están estudiando un cupo de pacientes por enfermero, aunque aún no se saben detalles de esta propuesta.