Los médicos de Madrid eligen entre renovación y las sombras de Chillón

Este jueves 17 de septiembre se celebran elecciones para elegir presidente y renovar los cargos de la junta directiva

Arriba: Miguel Ángel Sánchez Chillón y Francisca García-Moreno Nisa. Abajo: Juan Evangelista Ruiz de Burgos y Manuel Martínez Sellés.
Los médicos de Madrid eligen entre renovación y las sombras de Chillón
mié 16 septiembre 2020. 22.00H
Este jueves 17 de septiembre de 2020 los médicos colegiados en la Comunidad de Madrid están llamados a las urnas, para renovar la junta directiva de la corporación.

El Ilustre Colegio de Médicos de Madrid (Icomem) tiene ante sí cuatro candidatos a presidente:

- El actual, Miguel Ángel Sánchez Chillón, en el sillón presidencial desde 2016, y con una experiencia previa como vocal de Atención Primaria bajo el mandato de Juliana Fariña.

Francisca García-Moreno Nisa, especialista en Cirugía General y Digestiva y profesora en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Alcalá.

Manuel Martínez-Sellés, catedrático de Medicina y jefe de Sección de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

- Juan Evangelista Ruiz de Burgos, especialista en Urología y Andrología y Académico Correspondiente de la Real Academia Nacional de Medicina.

Parte como favorito Martínez-Sellés, por el prestigio que acumula profesionalmente, y porque el ginecólogo Santiago Palacios, que comenzó la carrera electoral a presidir el Icomem, decidió retirar su candidatura para apoyar la de Martínez-Selles, principalmente para descabalgar a Sánchez Chillón.

"La razón es que deseamos facilitar la elección del voto a los compañeros y colegiados de Madrid, pues al existir varias candidaturas, se dividen los votos y muchas veces no gana el programa del cambio que se necesita. Para conseguir esto, sumaremos el proyecto de nuestra candidatura al de Manuel Martínez-Sellés", afirmaba Palacios el pasado 3 de septiembre.

Las sombras del mandato de Chillón


Si en 2016 la candidatura de Sánchez Chillón se presentaba como la alternativa regeneradora (a pesar de haber estado ya como vocal de la junta directiva), estos últimos cuatro años han servido para que su gestión acumule numerosas sombras de muy diversa índole:

- Política de conciliación sexista. Durante su mandato, la Justicia se ha posicionado en contra del Icomem sobre una solicitud de reducción de jornada, tachando sus argumentos de “sexistas”. La institución presidida por Miguel Ángel Sánchez Chillón no había reconocido "el derecho conciliar la vida personal, familiar y laboral" de un trabajador que debía ocuparse de una persona con necesidad de atención reconocida, según una sentencia a la que tuvo acceso este mismo diario.

- Pseudociencia en el Icomem. Durante el mandato de Sánchez Chillón, Redacción Médica denunció que el Icomem participó (en colaboración con la Fundación Alboraba) en la organización de un curso que difundía una terapia reconocida como pseudociencia por los Ministerios de Ciencia y Sanidad: la Medicina ortomolecular, en concreto, en su variante de Nutrición ortomolecular. Tras la denuncia de Redacción Médica, el Colegio tenía que suspender el curso alegando que los principales organizadores “dieron datos del programa y del currículum de los ponentes que no son los que luego han presentado”.

- Maquillaje en presupuestos para esconder recortes a gastos sociales. Bajo la presidencia de Sánchez Chillón, la corporación presentó un documento de presupuestos de 2020 'maquillado' para evitar que se viera que la partida de ayudas para personas en riesgo de exclusión social se había dejado a cero euros el año anterior. Un descenso constante de las partidas que el Icomem ha ido aportando a las ayudas en exclusión social en los últimos años. Analizando las cuentas colegiales, se observa que en 2017 se destinaron 27.500 euros; sin embargo, en 2018 la cantidad pasó a 11.500, un 58 por ciento de recorte. Y es de ahí cuando, ya para 2019 se dejaron a cero: el ya mencionado 100 por cien de rebaja. El Colegio no quiso responder a las preguntas de Redacción Médica acerca de este hecho.

- Falta de transparencia en los contratos. El Consejo de Transparecia y Buen Gobierno dictó una resolución contra el Colegio de Médicos de Madrid presidido por Sánchez Chillón en la que le instó a facilitar la información contenida en aquellos contratos y convenios suscritos por el Colegio cuyo objeto esté vinculado con asesorías, eventos, informática, mantenimiento o gestión, servicios jurídicos y económicos, y aquellos otros que tengan una cuantía de más de 50.000 euros en un año sujetos al Derecho Administrativo. Transparencia daba así la razón al colegiado y compromisario Guillermo Sierra, que pidió amparo a este organismo al recibir supuestamente una negativa por parte del Colegio para hacer pública la citada información.

- Resbalón con la acupuntura. Uno de los grandes fracasos de Sánchez Chillón ha sido su incapacidad para plantear la salida de la acupuntura de la corporación médica. La Justicia obligó al Colegio de Médicos de Madrid a reabrir su sección de acupuntura porque el juez consideró que la decisión de eliminarla no resultaba “ajustada a Derecho”, por lo que ordenó la “reincorporación de la Asociación de Médicos Acupuntores”. 

- Generaliza sus ideas como si fueran las de todos los médicos. Uno de los 'pecados' que más le han afeado los colegiados a Sánchez Chillón es que durante estos cuatro años ha acostumbrado a generalizar su ideología como si fuera la de todos los médicos colegiados. Le pasó especialmente con su posicionamiento sobre la eutanasia, asunto en el que se lanzó a proclamar que los médicos registrados en esta institución estaban mayoritariamente a favor de la eutanasia, basándose solo en una encuesta muy general en la web y en la que desde luego no participaron ni todos ni un porcentaje significativo de colegiados.

¿Qué ofrecen los candidatos?


Martínez-Sellés ha resumido en 16 puntos su programa.

Francisca García-Moreno ha indicado en su web 20 ideas fuerza.

La web de la candidatura de Sánchez Chillón recoge su programa.

Ruiz de Burgos destaca 10 puntos en su candidatura.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.