El cardiólogo intervencionista de la Fundación Jiménez Díaz es galardonado en la categoría de investigación clínica

Borja Ibáñez recibe un premio de la Investigación Fundación Jesús Serra
Borja Ibáñez, cardiólogo intervencionista de la Fundación Jiménez Díaz.


10 jun 2021. 15.00H
SE LEE EN 2 minutos
Borja Ibáñez, ganador en la tercera edición de los Premios a la Investigación Fundación Jesús Serra en la categoría de investigación clínica, ex aequo con María Carmen Collado. El cardiólogo intervencionista de la Fundación Jiménez Días ha sido galardonado por su trayectoria investigadora en la modalidad clínica.

Ibáñez es además director de Investigación Clínica del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovsaculares (CNIC) y jefe de grupo en el Centro de Investigación Biomédica en Red Enfermedades Cardiovasculares (Cibercv). Por su parte, Collado es investigadora del Departamento de Biotecnología del Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos-Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IATA-CSIC).

El cardiólogo ha sido premiado por su trabajo de investigación “Abordajes nutricionales para la prevención de cardiotoxicidad asociada a tratamientos de cáncer”, que se centra en desarrollar una nueva intervención terapéutica a reducir la prevalencia de insuficiencia cardíaca crónica en supervivientes de cáncer.

Los estudios liderados por Ibáñez muestran que abordajes nutricionales basados principalmente en ayuno intermitente y restricción dietética se asocian a un aumento de los procesos de fisión asimétrica y mitofagia y, por tanto, podrían proteger frente a la cardiotoxicidad por antraciclinas.

Toxicidad en las personas que sufren cáncer


Se estima que cada año se diagnostican cuatro millones de nuevos cánceres en Europa, de los cuales el 60 por ciento recibirá una combinación de fármacos en los que se incluyen antraciclinas. Uno de los principales efectos adversos de este grupo de fármacos es la toxicidad que produce directa al corazón y puede llegar a ocurrir hasta en un tercio de los pacientes que reciben antraciclinas a dosis altas.

“Existen muy pocos investigadores capaces de entender la investigación traslacional y de ser capaces de descifrar mecanismos de enfermedad y tratamientos de ésta a nivel molecular y luego llevarlos a la clínica”, afirma el director general del CNIC, Valentín Fuster.

Por su parte, Ibáñez asegura que recibir este premio “es un reconocimiento muy importante a un estudio que consideramos pionero en Europa y que atraerá mucho interés tanto en el campo cardiovascular y oncológico”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.