21 de enero de 2018 | Actualizado: Domingo a las 16:20
Autonomías > Cataluña

Vall d’Hebron, pionero en operar apnea obstructiva del sueño con un robot

Es el primer hospital catalán que utiliza el sistema Da Vinci en esta patología

Esta tecnología permite reducir el tiempo de intervención y acelerar la recuperación.
Vall d’Hebron, pionero en operar apnea obstructiva del sueño con un robot
Redacción
Martes, 02 de enero de 2018, a las 17:20
El Hospital Universitario Vall d'Hebron de Barcelona ha sido el primer centro catalán en usar la cirugía robótica para operar el síndrome de apnea obstructiva del sueño, un problema de salud cada vez más importante, que afecta a entre el 4 y el 6 por ciento de los hombres y a entre el 2 y el 4 por ciento de las mujeres, ha informado en un comunicado.

El equipo del Servicio de Otorrinolaringología del Vall d'Hebron, liderado por su jefe de servicio, Juan Lorente, ha usado el sistema Da Vinci, que permite reducir el tiempo de intervención, no realizar incisiones y una recuperación más rápida de los pacientes.

El equipo médico ha utilizado con éxito esta técnica para tratar a siete pacientes, y Lorente ha asegurado que "la cirugía robótica transoral es un paso adelante en la evolución de la cirugía mínimamente invasiva en la patología faringolaríngea", ya que su aplicación asegura al cirujano una mejor visión de la zona que hay que intervenir y más libertad de manipulación.

La hipofaringe y la base de la lengua son dos componentes anatómicos de obstrucción importantes en esta patología; la utilización del sistema Da Vinci para la resección de parte de estas estructuras, de difícil acceso por vía convencional, permite un abordaje mínimamente invasivo, sin traqueotomía, y, a la vez, reducir el tiempo de intervención y la estancia hospitalaria media, así como las secuelas estéticas y funcionales que puede sufrir el paciente.

Comparado con los otros tipos de abordaje, la cirugía robótica logra una mayor resección de tejido, reduce el número de apneas, garantiza menos somnolencia diurna y una mejor oxigenación nocturna; en la intervención, los cirujanos tienen una visión del área mejor y más estable y un control más preciso de los instrumentos, con más libertad de movimientos.