Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Autonomías > Cataluña

Quim Torra aplaza la investidura de Comín como consejero de Salud

El presidente de la Generalitat prometió restituir algunos consejeros de la época de Carles Puigdemont

Quim Torra, presidente de la Generalitat.
Quim Torra aplaza la investidura de Comín como consejero de Salud
Àlex Lázaro
Miércoles, 23 de mayo de 2018, a las 12:40
Quim Torra, presidente de la Generalitat de Cataluña, ha anunciado este miércoles que aplaza el nombramiento de los consejeros de su Gobierno, entre los que se encuentra Antoni Comín, que debería ocupar el departamento de Salud a pesar de encontrarse en el 'exilio' desde octubre de 2017.

La candidatura de Comín para repetir en Salud era una de las tres que se barajaba en el entorno independentista, y la más polémica de todas. Asimismo, se especulaba con que Joan Ignasi Elena o David Elvira, director de CatSalut, podrían haber sido los elegidos para dirigir la Consejería.

La decisión de Quim Torra de aplazar el nombramiento de los consejeros del nuevo Govern responde a varias cuestiones: la primera es que Pablo Llarena, juez que instruye la causa independentista, ha denegado la salida de prisión de Josep Rull y Jordi Turull; además, Antoni Comín y Lluís Puig se encuentran en Bruselas y no pueden asistir de forma presencial a la toma de posesión de su cargo, ya que si ponen un pie en España serán detenidos por las autoridades.

Aplazamiento 'sine die'

Por el momento, el nuevo presidente de la Generalitat no ha anunciado la nueva fecha de la toma de posesión de los consejeros, aunque el proceso puede alargarse y complicarse. En todo caso, Torra quiere restituir a algunos de los miembros del Gobierno de Carles Puigdemont, una situación difícil, ya que se espera que en las próximas semanas sean inhabilitados políticamente Rull y Turull.

La Mesa decide

Antoni Comín podría perder su voto delegado si la Mesa del Parlament así lo decide. El órgano ha solicitado a ERC que justifique este hecho, ya que la Justicia belga retiró los cargos que pesaban sobre el exconsejero, así que en principio podría ir a la cámara a tomar posesión del cargo. Los republicanos tienen siete días para ofrecer las explicaciones que consideren necesarias y que convenzan a los miembros de la Mesa.