20 de mayo de 2018 | Actualizado: Domingo a las 17:50
Autonomías > Cataluña

Comín consigue delegar su voto y favorecer un Gobierno independentista

El Gobierno estudiará acciones legales contra la medida

Antoni Comín.
Comín consigue delegar su voto y favorecer un Gobierno independentista
Redacción
Martes, 24 de abril de 2018, a las 11:40
La Mesa del Parlamento catalán ha aprobado la delegación de voto que pidió este lunes Antoni Comín, exconsejero de Salud de la Generalitat de Cataluña en el 'exilio'. A partir de ahora, Sergi Sabrià, portavoz de ERC, podrá votar en nombre de Comín en las sesiones que tengan lugar en la cámara.

Esta decisión de la Mesa abre las puertas al nombramiento de un candidato independentista en el próximo debate de investidura, ya que con los votos delegados de Antoni Comín y Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat, los partidos independentistas cuentan con mayoría simple, en segunda vuelta, en el hemiciclo catalán.

Ahora, queda por ver quién será el próximo candidato propuesto para ser investido en la cámara. Hasta el momento, se han producido las investiduras fallidas de Carles Puigdemont, Jordi Sànchez y Jordi Turull, el primero porque no pudo ni presentarse a la sesión debido a su condición de fugado y los otros dos por estar encarcelados por su implicación en el referéndum del 1 de octubre.

No es la primera vez que Antoni Comín pide la delegación del voto, puesto que ya lo hizo en enero, pero en ese momento decidió retirar su propuesta ante el auto del 27 de enero del Tribunal Constitucional que establecía que: "Los miembros de la Cámara sobre los que pese una orden judicial de busca y captura e ingreso en prisión no podrán delegar el voto en otros parlamentarios".

Delegación clave

Los grupos parlamentarios ERC y JxCAT han argumentado su decisión basándose en que tanto Antoni Comín como Carles Puigdemont han comparecido ante la justicia belga y alemana, respectivamente, por lo tanto, estarían en condiciones de poder hacer uso del voto delegado, a pesar de no haber acudido a la llamada del Tribunal Supremo.

Los dos votos delegados son la llave que permitirá al Parlamento la investidura de un candidato independentista, ya que JxCAT y ERC suman 66 escaños, uno más que el PSC, PP y Ciudadanos juntos, suficientes para que con la abstención de la CUP se forme un nuevo Gobierno, en una segunda vuelta.

El Gobierno estudia medidas legales

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, ha asegurado este martes que el Ejecutivo estudiará las medidas legales necesarias para invalidar la delegación de voto de Antoni Comín que este martes ha aprobado la Mesa del Parlamento catalán.

El presidente ha instado a todos los partidos catalanes a retomar la "cordura" y a "proponer la investidura de un candidato que esté habilitado para gobernar". Finalmente, ha abogado por la recuperación de la "normalidad" tanto política como social.