Tan solo el 0,15% del total de profesionales en la región es objetor de conciencia, en total 167 sanitarios

Más de 4.000 MIR y EIR se han formado en eutanasia en Cataluña
Rueda de prensa del Departament de Salut para valorar el despliegue del primer año de la Ley de la Eutanasia en Cataluña.


17 jun 2022. 13.10H
SE LEE EN 3 minutos
Más de 4.000 MIR y EIR se han formado en cuanto a la prestación del derecho a morir dignamente, enmarcado en la Ley de la Eutanasia, que este 25 de junio cumplirá su primer aniversario desde que entró en vigor. Así lo ha detallado el conseller de Salut de la Generalitat de Cataluña, Josep Maria Argimon, que ha atribuido al interés de los profesionales sanitarios el hecho del bajo porcentaje de objetores de conciencia.

Según ha expuesto la directora general de Ordenació i Regulació Sanitària, Azucena Carranzo, Cataluña tan solo contabiliza 167 objetores, lo que supone el 0,15 por ciento del total de profesionales sanitarios en la región. De ellos, 144 son médicos, veinte son enfermeras, uno es farmacéutico y dos son psicólogos clínicos.

Para Argimon, la clave es que en Cataluña "tenemos mucha tradición de muerte digna y hemos trabajado en ello desde el punto de vista profesional, pero también es un movimiento social. El Parlament ha legislado sobre esta materia y las curas paliativas se llevan desarrollando muchos años cuando en otros entornos no era una práctica habitual".

El conseller también ha querido agradecer a los referentes, tanto territoriales como instituciones, de su labor de formación, ya que en total 12.000 profesionales la han realizado, lo que ha permitido "crear esta cultura".

¿Cuántas prestaciones de eutanasia se han realizado?


En la valoración del despliegue del primer año de la Ley de la Eutanasia en Cataluña, la secretaria general del Departament de Salut, Meritxell Masó, ha explicado que en la región se han realizado sesenta prestaciones de eutanasia. En total, se han recibido 137 solicitudes, de las cuales 81 corresponden a Atención Primaria, 45 a centros hospitalarios, una en un centro de salud mental de adultos, cuatro en centros paliativos privados y seis en centros de atención intermedia.

De las sesenta prestaciones realizadas, además de otras 18 solicitudes aprobadas y que se encuentran en curso, 33 se han llevado a cabo en domicilios, veinte en centros hospitalarios, cinco en centros de atención intermedia y dos en residencias.

Por otra parte, dos de los casos decidieron donar sus órganos, 37 personas murieron antes de poder recibir la prestación (nueve de las cuales habían sido aprobadas), se han denegado ocho y cinco han sido revocadas. La media de tiempo de resolución de solicitudes se sitúa en 47 días. Las tres patologías más frecuentes entre los demandantes son enfermedades neurológicas (neurodegenerativas, demencias y paresia), oncológicas y multimorbilidad.

Maso ha asegurado que "hemos hecho un buen despliegue de la Ley de la Eutanasia en Cataluña. Tenemos una larga historia de paliativos que ha ayudado a tomar más conciencia, el Govern creyó firmemente, tenemos que dar gracias a los profesionales sanitarios por su implicación y reconocer también el papel de los medios de comunicación". En la comparecencia también ha participado el presidente de la Comissió de Garantia i Avaluació de Cataluña, Albert Tuca, a quien Argimon ha agradecido su labor.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.