Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Autonomías > Cataluña

Las enfermeras del Clínic ven "clasismo y sexismo" en el discurso de Comín

Advierten que la situación del hospital en insostenible, con pacientes "gravísimos" esperando dos días a tener cama

Interior del Hospital Clínic de Barcelona.
Las enfermeras del Clínic ven "clasismo y sexismo" en el discurso de Comín
Redacción
Jueves, 26 de enero de 2017, a las 22:10
Dos organizaciones de enfermeras del Hospital Clínic de Barcelona han denunciado este jueves que hay casos de personas con diagnósticos "gravísimos" que deben esperar más de dos días hasta tener una cama de hospitalización, debido a la saturación de las urgencias de este centro. La Asociación Profesional Enfermeras Hospital Clínic (APIHC) y el Comité de Delegadas Enfermeras Clínic (CDInf) han denunciado esta situación en una misiva pública escrita a raíz de las declaraciones del consejero de Salud, Antoni Comín, sobre la actuación de las enfermeras en las urgencias hospitalarias.

Según estos colectivos, que piden a Comín una rectificación de sus palabras, los CUAPS (Centros de Urgencia de Atención Primaria) "están colapsados, cada vez con mayor frecuencia y derivan pacientes al Hospital".

Cuando estos pacientes llegan al hospital, "el problema de las urgencias es el espacio y la dotación de personal, acentuadas por los recortes y los cierres masivos de camas hospitalarias", aseguran las enfermeras. "Los graves problemas de seguridad, física y biológica, en algunos casos, y el hecho de que haya personas ingresadas más de dos días con diagnósticos gravísimos y que no pueden ser derivadas a las unidades de hospitalización por falta de camas... estresan", argumentan las profesionales. Sin embargo, niegan que las enfermeras decidan mantener a pacientes en los pasillos habiendo boxes de urgencias vacíos, tal y como aseguró el conseller, "porque este procedimiento no se ajusta a nuestra prioridad, que no es otra que la atención de los pacientes".

Las enfermeras del Clínic aseguran que se han sentido "utilizadas" por las declaraciones del conseller y lamentan "el tono de culpabilización indirecta a los pacientes por utilizar los recursos sanitarios", de los que los ciudadanos no harían mal uso ni abuso "si estuviesen correctamente dotados y organizados". Las dos asociaciones alertan del tono "tan peligroso del discurso (de Comín), que raya en el sexismo y clasismo".