Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 10:05
Autonomías > C-La Mancha

El Sescam puede habilitar hasta 500 camas extra ante la gripe

Por el momento, Castilla-La Mancha ha aplicado un refuerzo de 226 camas y 200 profesionales

Íñigo Cortázar, director de RRHH del Sescam, y Regina Leal, gerente.
El Sescam puede habilitar hasta 500 camas extra ante la gripe
Redacción
Miércoles, 11 de enero de 2017, a las 18:20
El Gobierno de Castilla-La Mancha ha habilitado hasta el momento un total de 226 camas y ha reforzado las plantillas de los centros sanitarios de la comunidad autónoma con la contratación de más de 200 profesionales. Este refuerzo se enmarca dentro del Plan de Alta Frecuentación por la Gripe, puesto en marcha  el pasado 20 de octubre, coincidiendo con el inicio de la campaña de la vacunación antigripal.
 
Así lo ha detallado este miércoles la gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), Regina Leal, quien ha añadido que, en caso de ser necesario, el sistema sanitario público regional tiene capacidad para poner a disposición de los ciudadanos hasta 500 camas más y contratar los profesionales que se requieran para atender esos recursos asistenciales.
 
Leal –que ha estado acompañado del director de RRHH del Sescam, Iñigo Cortázar, y por el coordinador de la Red de Expertos y Profesionales de Urgencias, Santiago Cortés–, ha detallado que todos los hospitales de la comunidad autónoma han elaborado su propio Plan de Alta Frecuentación, adaptado a sus propias características. Además ha recordado que este tipo de refuerzos se recuperaron el año pasado, “después de que en años anteriores no se hiciera nada parecido”.
 
Agilizar la liberación de camas
 
Además de los refuerzos de personal (se han dado instrucciones para autorizar la contratación de facultativos de Medicina Interna y Geriatría, por ejemplo) y camas, el Plan incluye la monitorización de los 14 servicios de urgencias de la región, para conocer en cada momento su estado y poder tomar medidas en tiempo real.
 
Por otra parte, se han rediseñado algunos circuitos intrahospitalarios, favoreciendo la liberación de camas, mediante la realización de pre-altas y petición programada de las ambulancias. El Plan contempla también el refuerzo de la programación de altas durante los fin de semana para garantizar que todos los pacientes que clínicamente están en disposición de recibirla, puedan marcharse a casa.