Cuenta con seis líneas estratégicas y contempla la incorporación de un Plan con acciones

Los cambios en el día a día del médico con el plan de humanización balear
Exteriores del Hospital Universitario de Son Espases, en Palma de Mallorca.


06 sep 2022. 14.00H
SE LEE EN 5 minutos
La Conselleria de Salud y Consumo de las Islas Baleares ya cuenta con su nuevo ‘Plan de Humanización en el Ámbito de la Salud 2022-2027’. Un documento al que ha accedido Redacción Médica y con el que se pretende reinventar la relación médico-paciente para hacerla lo más cercana y cálida posible.

Así, una de las novedades más destacables de este plan es la incorporación de la presentación y la identificación de los profesionales ante los pacientes. En este sentido, el documento considera que, en el contacto con el sistema sanitario, “las personas están en personas de vulnerabilidad”. Por eso, para darles un trato empático y mejorar la calidez, considera necesario que el profesional se identifique y se presente, “como inicio de una relación profesional-paciente más humana”.

Entre otras medidas, también se ofrecerá formación al personal sanitario sobre la toma de decisiones compartidas y se pondrá a su disposición “herramientas de ayuda, en formato digital, prioritariamente”. Esto facilita la “autonomía” del paciente, según la propia estrategia.

Asimismo, se hará hincapié en el cuidado de las personas que están en la etapa final de la vida. Siguiendo las directrices de la Ley 4/2015, de 23 de marzo, de derechos y garantía de las personas en el proceso de morir, se ha venido desarrollando la Estrategia de Cuidados Paliativos de las Islas Baleares y el Programa de Cuidados Paliativos de las Islas Baleares. Con ello, asegurar la implementación de la normativa de la eutanasia y sensibilizar, tanto a profesionales sanitarios como usuarios, sobre la normalización de la muerte.


Líneas estratégicas


El nuevo Plan de Humanización se sustenta en seis líneas estratégicas y contempla un Plan con acciones y medidas. Los citados seis ejes consisten en potenciar la cultura y la estructura de humanización; incluir la participación; fomentar los espacios y ambientes saludables; asegurar el trato amable y la autonomía de paciente; fomentar la equidad en el acceso al sistema sanitario y facilitar el tránsito de las personas por el sistema; y por último, proporcionar información efectiva y crear cultura de humanización en los ciudadanos.

Tiene como objetivos recopilar las iniciativas de humanización ya instauradas en las Islas Baleares, contribuir a difundirlas en todas las áreas de la salud y facilitar que sean visibles para la población y profesionales sanitarios. Además, según el propio documento, busca fomentar “la cultura de la humanización” en todos los ámbitos sanitarios y proveer de las condiciones necesarias para “poder desarrollar esa cultura, adecuando espacios, accesibilidad y circuitos”.

Esta estrategia espera poder facilitar a la ciudadanía la accesibilidad digital a la información y a las gestiones sanitarias por medios de recursos informáticos, potenciar un modelo de atención integral centrado en los usuarios, proporcionar un trato humano en los procesos asistenciales, luchar por la equidad o combatir la discriminación por las razones que sean.


Una humanización transversal


El mismo plan considera que humanizar la asistencia sanitaria significa “impregnar todo el sistema”, sin limitarse a “experiencias disgregadas”, por buenas que sean. “Si la asistencia humanizada fuera un coche, la carrocería sería el marco ético que la sustenta, dando pes a los valores y a la búsqueda del bien para las personas” atendidas. Así, “el motor sería la atención integral centrada en la persona, teniendo en cuenta y respetando siempre que sea posible sus opiniones, preferencias y decisiones, y promoviendo la autonomía”. Por último, el combustible que lo mueve sería “todas las acciones dirigidas a promover la salud”.

Para financiar la ejecución y el seguimiento de las actuaciones previstas en este Plan de Humanización “se utilizarán los recursos humanos, materiales y económicos del Servicio de Salud disponibles en su presupuesto anual”. No obstante, “se valorará la pertinencia de designar una partida específica para implementar acciones que lo requieran y se planificarán mecanismos para presentar propuestas que puedan ser financiadas”.


Un plan que cambiará el modelo de atención sanitaria


Durante la presentación del plan este lunes, la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, ha enfatizado que el plan "cambiará el modelo de atención sanitaria" para que la relación con el usuario sea "más humana y le facilite las herramientas adecuadas". "Queremos incorporar un Plan con acciones y objetivos concretos para tratar las necesidades que tienen los usuarios, no las que piensan los profesionales que tienen, así como enseñar a los profesionales valores como la justicia y la dignidad con sesiones formativas", ha explicado Gómez.

Respecto al tipo de acciones que ejecutarán, Gómez ha subrayado que hay algunas dirigidas a mejorar infraestructuras, como los espacios de espera, para hacerlos adecuados a mujeres y niños. "Para todo esto necesitamos la ayuda de los pacientes y de los profesionales para poder avanzar en esta estrategia de dejar atrás un modelo paternalista, para pasar a uno donde las personas puedan tener más información sobre su salud", ha enfatizado Gómez.

Otra de las acciones sería ofrecer información sobre las listas de espera a los pacientes para acabar con la "ansiedad de no saber cuándo te atenderán", ha detallado tras ser preguntada por el tema. Además, Gómez ha recordado que InfoSalud-Connecta es un proyecto de humanización para dirigir al usuario un recurso o un profesional más adecuado en su caso.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.