Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Autonomías > Andalucía

Brutal agresión a una enfermera "arrastrada de los pelos" en un hospital

CSI-F denuncia la agresión cometida contra una sanitaria del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba

El sindicato CSI-F denuncia los problemas de escasez del centro.
Brutal agresión a una enfermera "arrastrada de los pelos" en un hospital
Redacción
Viernes, 27 de enero de 2017, a las 18:30
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Córdoba denuncia la agresión sufrida el pasado miércoles por una enfermera en el Hospital Universitario Reina Sofía. La responsable del Sector de Sanidad de este sindicato, María Maestre, señala que los hechos ocurrieron en la tercera planta del centro sanitario, donde se encuentran los servicios de Traumatología y de Cirugía Maxilofacial.

En un momento dado, los familiares de un paciente atacaron a una enfermera, cogiéndole de los pelos y arrastrándola por el suelo, al mismo tiempo que la insultaban. Inmediatamente, el hospital llamó a la Policía Nacional para que acudiera al lugar de los hechos.

Ante esta situación, CSIF denuncia “los problemas de escasez de personal que asola a la sanidad pública cordobesa en general y al Reina Sofía en particular” como demuestra, según el sindicato”, “que la trabajadora atacada tuvo que seguir en su puesto algunas horas antes de bajar a Urgencias para que fuera atendida de sus lesiones a fin de evitar que la planta se quedara sólo con una enfermera”.

Un 50% más de agresiones a sanitarios de Córdoba

Maestre recuerda que en 2015 las agresiones al personal que desarrolla su labor en los hospitales y centros de salud de la provincia se incrementaron un 56 por ciento, según los datos oficiales del Servicio Andaluz de Salud (SAS). “Lo más preocupante es que episodios de este tipo han seguido ocurriendo en los últimos meses sin que se adopten las medidas preventivas necesarias”, recalca Maestre.
 
El sindicato muestra su rechazo frontal a cualquier ataque, tanto físico como verbal, a los profesionales sanitarios y no sanitarios que desarrolla su labor de una forma encomiable en unas condiciones laborales precarias marcadas por la falta de personal. Además, recuerda que pone sus servicios jurídicos a disposición de los trabajadores que puedan sufrir un ataque, tanto físico como verbal, en el desarrollo de su labor en un centro público.