Víricö

La futura profesional ha compartido el protocolo de actuación que siguieron para ayudar a futuras víctimas

Así detectó una estudiante de Farmacia una agresión por sumisión química
Área de Urgencias de un hospital.


02 ago 2022. 18.50H
SE LEE EN 4 minutos
Los pinchazos en discotecas en España solo hacen que ir en aumento. La policía está investigando esta agresión con sumisión química y ya son varias las mujeres que han denunciado los hechos. Amigos y familiares de las víctimas también han expuesto lo sucedido en redes sociales, criticando la agresión y dando a conocer cuál es el protocolo de actuación en caso de sufrir un ataque de estas características, ya que la sumisión química en las discotecas es una práctica que se ha detectado a raíz de este verano.

Una estudiante de Farmacia ha denunciado en sus redes sociales una agresión con sumisión química producida este sábado en el Puerto de Santa María (Cádiz). Cristina inicia su relato explicando que ella estaba de fiesta con su mejor amiga y con cinco amigos más "hasta que decidimos separarnos del grupo unos minutos para ir al baño". De camino, su amiga le agarró fuerte del brazo y le gritó "me han pinchado".

En ese preciso momento consiguió ver a un chico con una jeringuilla en la mano y las chicas se fueron de esa zona e informaron a los porteros de la discoteca y camareros que había cerca de esa zona. "No me podía creer que, aquello que días anteriores había visto en la televisión, nos estuviera ocurriendo", lamenta la amiga de la afectada.

Ella volvió a entrar en la discoteca intentando cubrirse para no ser vista por el agresor, que le había visto, con el único fin "de avisar a todas las chicas que veía. No quería que volviera a pasar, no quería que fuese ninguna más". No obstante, Cristina explica que al poco tiempo tuvieron conocimiento de que habían pinchado a otra chica.

¿Cuál es el protocolo de actuación?


El objetivo de Cristina tras esta mala experiencia: "visibilizar, porque poco más podemos hacer. Aprender a actuar y, tristemente, asumir el miedo, pues podrías haber sido tú mismo". Como reconoce, el número de agresiones con sumisión química va en aumento y "los propios médicos de urgencias no saben identificar qué es, pero alertan de la importancia difundir y enseñar el protocolo de actuación y los riesgos que esto conlleva".

Antes de salir de fiesta, Cristina ya conocía este tipo de agresión y que se estaba produciendo en España por los medios de comunicación. "Además, siendo estudiante de Farmacia, conocía los riesgos y los síntomas típicos que está provocando el pinchazo y supe actuar", asegura.


El protocolo de actuación contiene cinco pasos. El primero es proteger y aislar a la persona afectada, controlando sus síntomas hasta que actúen los servicios sanitarios. En segundo lugar, se debe avisar a empleados, camareros y porteros del lugar para que tomen las medidas oportunas cuanto antes. En tercer lugar, se debe avisar a los servicios sanitarios y a la policía, además de denunciarlo.

Una vez en el hospital o centro de salud, se recomienda exigir en urgencias el protocolo de actuación de sumisión química lo antes posible para intentar detectar la sustancia, fundamentalmente será análisis de sangre y de orina. Por último, se deben tener en cuenta los riesgos asociados, principalmente la transmisión de enfermedades como VIH o hepatitis, ya que esa misma aguja ha podido pinchar a más personas.

Para concluir, Cristina apunta que lo único que quería con la exposición de los hechos y el protocolo a seguir era que se diera a conocer. Por último, avanza que todo lo ocurrido está en manos de la policía y desea que nadie más se tenga que ver en esta situación.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.