El objetivo es reforzar los circuitos de prevención, atención y denuncia ya existentes, para abordar los sucesos

Cataluña actualiza el protocolo para atender a víctimas de sumisión química


01 ago 2022. 16.30H
SE LEE EN 3 minutos
El Govern ha actualizado el documento operativo que tiene como objetivo dar una respuesta coordinada, integral y eficiente a la situación generada a raíz de la detección de pinchazos en espacios de ocio en los últimos días. Se trata de un documento conjunto de los departamentos de Igualtat i Feminismes, Salut i Interior donde se recoge información básica sobre el fenómeno y las pautas para mejorar su prevención y abordaje.

El documento define las pautas de actuación de los servicios de emergencias y centros sanitarios, y explica qué deben tener en cuenta los distintos colectivos afectados. Además, recuerda a las víctimas que ante cualquier sospecha o duda pueden contactar con el teléfono de emergencias 112.

El Govern informa en su documento que entre los casos de pinchazos detectados en Cataluña hasta el 29 de julio, no se ha tenido conocimiento de ningún tipo de hecho delictivo posterior, tampoco violencias sexuales.

Qué hacer ante una sospecha de pinchazo


En cuanto al abordaje, si se intuye que una paciente puede haber recibido un pinchazo, el protocolo subraya la importancia de hacer caso de las sensaciones de la persona afectada y de pedir u ofrecer apoyo, según sea el caso. Se recomienda a la víctimas evitar ir a casa directamente, deben acudir a un centro sanitario lo antes posible y hacerlo preferiblemente acompañadas, para realizar las pruebas pertinentes.

Cuando una persona llegue a un centro sanitario con un pinchazo se seguirá, de entrada, el protocolo de pinchazo accidental. A continuación, se valorará la activación del protocolo de profilaxis postexposición a VIH, una intervención a realizar durante las primeras 72 horas posteriores al pinchazo.

El documento aprobado actualiza el ya existente y también establece la necesidad de realizar un análisis toxicológico lo antes posible. En caso de que se sospeche que puede haber una agresión sexual, se activará el protocolo de atención a agresión sexual reciente.

Apoyo psicológico a la persona afectada


En caso de que se considere oportuno, el documento indica que el centro sanitario proporcionará apoyo psicológico a la persona afectada. Además, informa que cualquier persona que reciba un pinchazo tiene a su disposición toda la red pública de atención a las violencias machistas y LGBT-fóbicas presente en toda Cataluña (SIAD, SIE, SAI y el teléfono 900 900 120, disponible las 24 horas del día, siete días de la semana, con información en una gran variedad de idiomas).

Las personas afectadas por un pinchazo pueden dirigirse a las comisarías de los Mossos d'Esquadra para tramitar una denuncia.

Prevenir y acompañar a las víctimas de pinchazos


El protocolo presentado por el Govern adopta una marcada dimensión comunitaria, estableciendo que la responsabilidad de prevenir o acompañar a las víctimas de este fenómeno es colectiva. En este sentido, el documento recoge el papel que puede tener el personal de los espacios de ocio, el personal de servicios públicos de transporte, el entorno de la persona que puede haber recibido un pinchazo, y cualquier persona que, en general, pueda detectar comportamientos extraños y la consiguiente necesidad de actuar y apoyar.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.