Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:00

Una enfermera, "harta" de pacientes egoístas que llaman por "chorradas"

La sanitaria lamenta que reclamen su presencia cada 5 minutos cuando no son cuestiones prioritarias

Los sanitarios ya critican la saturación que padecen.
Una enfermera, "harta" de pacientes egoístas que llaman por "chorradas"
Redacción
Jueves, 13 de septiembre de 2018, a las 16:00
La falta de personal sanitario hace que los profesionales lamenten la saturación que sufren durante sus jornadas laborales. Saturación profesional... y también emocional. Así le ha ocurrido a una enfermera de Neurología y Neurocirugía que ha explotado en su perfil de Twitter para compartir su queja, que acumula ya cerca de 200 'me gusta'. 

"Estoy HARTA de que los pacientes/acompañantes se crean que todas mis horas del turno son exclusivas para ellos y tengo que acudir a la habitación aunque llamen cada 5 minutos para auténticas chorradas", escribe en su cuenta. A renglón seguido explica que lleva 12 pacientes de neurología y neurocirugía totalmente dependientes, y que pese a no tener tiempo a veces ni para beber agua o ir al baño, "me interrumpen cuando me ven prácticamente corriendo por el pasillo e incluso me faltan al respeto porque no he ido inmediatamente". 

"Hay gente que no ve más allá de sí mismos, el resto de personas no les importa una mierda"



Desde su experiencia asegura que todos los pacientes llaman y necesitan algo, y ella valora para priorizar según la importancia, pero comenta el ejemplo que ha tenido ese mismo día: "que alguien no se haya tomado las pastillas de la cena NO es más importante que un paciente que está convulsionando". Además, hay pacientes que "siempre quieren hablar con el médico inmediatamente. Da igual cuántas veces les expliques que están de guardia para urgencias y que lo suyo no lo es, ellos quieren todo aquí y ahora", critica. 

Su queja se centra en el egoísmo y la falta de empatía actuales, donde "hay gente que no ve más allá de sí mismos, el resto de personas no les importa una mierda". 

"No todo el mundo es así"


Sin embargo, esta enfermera por vocación admite que por suerte "no todo el mundo es así", y sabe que "hay gente maravillosa que entiende la situación en la que trabajamos y nos hace todo un poquito más fácil a pesar de estar viviendo una situación tan estresante como estar ingresado". Por eso, quiere darles las gracias a todos ellos. 

Para defender su vocación, esta enfermera asegura que se deja piel en casa segundo que trabaja, llegando a "estar mareada, con fiebre y muy débil y aún así no he parado", saliendo además más tarde de su hora. Por eso considera que ni ella ni ningún otro profesional merece faltas de respeto ni desprecio hacia su trabajo. 

Por último, da las gracias a "todos los profesionales de pies a cabeza que aun con estas cosas, no se os borra la sonrisa y las buenas formas. Si esta sanidad sigue en pie es gracias a todos nosotros, los que estamos a pie de cama, no gracias a los de arriba. ¡¡Sois extraordinarios!!", cierra su hilo esta enfermera.