Víricö

Tras el esfuerzo que supone preparar el examen, los sanitarios denuncian que encuentran condiciones poco estables

Las 'recompensas' de hacer el MIR: "contratos temporales y sueldo mínimo"


25 mar 2022. 12.05H
SE LEE EN 4 minutos
La preparación para el examen MIR requiere un gran esfuerzo por parte de los médicos. Su futuro depende de un número, el que obtegan con su puntuación y que determinará el orden en el que podrán elegir especialidad. Esa cifra será la que establezca si pueden o no especializarse en el área que quieren. Meses incluso años de estudio para que al final del duro camino las "recompensas" no sean las esperadas.

Así lo manifiesta un psiquiatra y repetidor MIR que denuncia en sus redes sociales que el esfuerzo de su trabajo no se ve recompensado. "No puede ser que te saques el MIR, uno de los exámenes de medicina más duros del mundo, hagas la residencia en un hospital de tercer nivel y luego tengas que dar las gracias por tener un contrato del 50% de clínica o incluso de investigación", expresa.


Imposible acceder a un puesto fijo en Sanidad


Su argumento no se queda ahí y afirma: "No puede ser que sea imposible aspirar a tener un puesto fijo (para el que tienes que hacer una nueva oposición) hasta los 50 años y que, hasta entonces, lo habitual sea encadenar contratos de tres meses".

El facultativo recuerda que las bajas de los médicos no se cubren y que eso implica una mayor carga para el resto de compañeros: "No puede ser que cuando un médico se ponga enfermo el resto tenga que pasar su consulta ambulatoria trabajando al 150% y haciendo horas extras no remuneradas. Y si lo criticas, es que no eres buen profesional".



Médicos con sueldos mínimos a los 30 años


En cuanto a la remuneración, explica en su argumento lo que supone cobrar un sueldo mínimo llegada la treintena y que las guardias no se tengan en cuenta de cara a la jubilación. "No puede ser que subespecializarte tras terminar la residencia, es decir, seguir formándote para tratar patologías que ni un especialista puede, implique estar cobrando prácticamente un sueldo mínimo con 30 años, como les pasa a cardiólogos y pediatras". "No puede ser que sea obligatorio en muchas especialidades hacer guardias hasta los 55 años y no coticen para la jubilación".

Las guardias y lo que supone las largas jornadas de trabajo también son un reclamo para este facultativo que recuerda que un error en su profesión puede poner en riesgo la vida de una persona. "Y a pesar de todo esto, ponemos buena cara cuando se nos dice “yo te pago el sueldo” tras llevar 15 horas trabajando en una profesión en al que, si te equivocas, pones en riesgo ni más ni menos que la vida de alguien".



Por último, recuerda a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, por no haber escuchado sus quejas y buscar una solución para que la elección se realice de forma presencial: "Y por si fuera poco, la ministra de Sanidad (que no tiene experiencia en Sanidad) no ha movido ni un dedo para hacer la elección de plaza presencial tras haberlo prometido y habérselo solicitado una y mil veces".



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.