Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:00

El tuit que hace pensar sobre el gasto de las visitas a Urgencias

Al hilo de lo que ha pagado un médico en EEUU, un facultativo cuestiona lo que se está haciendo en España

Imagen de la entrada al Servicio de Urgencias en un hospital de Madrid.
El tuit que hace pensar sobre el gasto de las visitas a Urgencias
Redacción
Viernes, 17 de agosto de 2018, a las 15:00
Estas últimas semanas se ha estado disputando la Copa Mundial de Fútbol de Rusia 2018 y muchos profesionales sanitarios han criticado que, mientras se celebraban los partidos, las salas de espera de hospitales y centros de salud se encontraban vacías. Una situación que no solo se observa durante competiciones deportivas, sino que también cuando coinciden otros actos sociales se pone en duda si realmente los ciudadanos hacen un buen uso de las Urgencias. ¿Está concienciada la sociedad sobre cuándo y cómo hay que acudir a estos servicios y el gasto que suponen?  

Con el objetivo de dar respuesta a este interrogante, un médico internista ha compartido una imagen en su cuenta personal de Twitter en la que se puede ver la factura que ha mostrado otro facultativo en EEUU y en la que se observan los gastos emitidos tras una visita a un centro sanitario por una piedra en el riñón.

“¿Somos conscientes cómo pacientes del gasto de las visitas a Urgencias? ¿Somos conscientes cómo profesionales del gasto de una visita a Urgencias? ¿Si no lo somos, cómo podemos ser responsables de ello?, ha preguntado Alejandro Martín Quirós (@MartinQuirosMD en Twitter). Tras estos interrogantes que ha escrito, el propio galeno ha concluido que “hace falta más educación a ambos lados de la asistencia sanitaria”.


Numerosos profesionales sanitarios se han animado a participar en el debate tuitero sobre el uso que enfermos y trabajadores del sistema sanitario público hacen de los Servicios de Urgencias, de si hay algún tipo de abuso o si debería haber más concienciación. En este sentido, Martín Quirós ha expresado que se trata de “hacer educación para la Salud” y que es mayor la responsabilidad de los profesionales que de los usuarios”.