Cuando se es médico…hasta en un entierro: "Me han enseñado una resonancia"

Los facultativos reclaman que se les llegue a pedir recetas o diagnósticos fuera de la consulta

Médicos enumeran las veces que han sido "molestados" por los pacientes.
Cuando se es médico…hasta en un entierro: "Me han enseñado una resonancia"
mar 10 septiembre 2019. 15.25H
La Medicina es una profesión muy vocacional, sí. Pero ser un apasionado por las Ciencias de la Salud y que se tenga mucha implicación con los pacientes no significa que los médicos deban estar 24/7 disponibles y que la población pueda recurrir a sus servicios a su antojo. Es decir, disponen de una vida privada y de ocio que no se debería de rebasar. Sin embargo, esto no se lleva a la práctica y al final los facultativos se ven presos de su formación y en muchas ocasiones les toca hacer recetas, dar diagnósticos o exploraciones en cualquier tipo de circunstancia. 

Prueba de ello ha sido lo que ha contado un traumatólogo especialista en deporte e infantil en su perfil de redes sociales. “Pues sí, me han enseñado una resonancia de rodilla en el entierro de un familiar (muy cercano)”, ha comenzado así su reflexión Juan José López (@drlopezmartinez, en Twitter). Según ha confesado el galeno, una persona le pidió que mirase su tomografía porque le "dolía" y que se llevó la prueba hasta allí porque sabía que el profesional acudiría a despedir a la persona fallecida.

Con el fallecido “de cuerpo presente”


Pero lo que le ha ocurrido a este especialista no es un hecho aislado. Al hilo de lo que ha contado López desde su cuenta, otros profesionales sanitarios también han ido revelando situaciones (un tanto inverosímiles) que han vivido con algunas personas y que se contextualizaban también en tanatorios o entierros. “Mi hermano tuvo que vendar la muñeca a un desconocido en el velatorio de nuestra abuela. Con ella de cuerpo presente (literalmente). ¡Vaya fenómenos”, ha criticado @AlonsoCMPro.
 



Parece ser que no es en el único momento en el que se les ha pedido su intervención. “En el Mercadona, viendo jugar a mis hijos, en la piscina, en la playa, de boda (no en la mía, menos mal…)”, ha expresado el psicoterapeuta @KikoSantome.




“De poca vergüenza”, “de imprudencia” o de “poca consideración” es cómo han valorado muchos sanitarios este tipo de comportamientos.


 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.