"Para haberme presentado al EIR 2019 me ha salido un examen MIR precioso"

Los aspirantes de Enfermería explican por las redes sociales que la prueba de este año ha sido "inabordable"

Un momento del examen del pasado sábado.
"Para haberme presentado al EIR 2019 me ha salido un examen MIR precioso"
lun 04 febrero 2019. 13.20H
Los exámenes de acceso a la Formación Sanitaria Especializada ya han pasado, pero los aspirantes siguen criticando la dificultad de los mismos y lamentando la "ocasión perdida". Especialmente duros han sido los enfermeros que se presentaban al EIR -tal y como manifestaron a Redacción Médica-, quienes todavía mantienen la perplejidad por las preguntas a las que se enfrentaron. 

La dureza de la prueba ha movido a que algunos lleguen a ironizar con que la dificultad puede hacer que la prueba convalide con la de sus compañeros médicos. "Pues para haberme presentado al #EIR19 me ha salido un examen MIR precioso", escribía una enfermera en su perfil de Twitter, preguntándose por las preguntas de fundamento y admitiendo que había sido una locura que le había hecho pensar que se había equivocado de examen. Otro compañero admite haber contabilizado no más de tres, "una de historia, una de autoras y una de NIC". 

Una pregunta sobre la velocidad del esputo ha generado el mayor número de comentarios de los aspirantes 



"Hay cosas incomprensibles y luego está el examen EIR. El año pasado fue complicado, y tuvo alguna pregunta estrambótica como la de los decibelios, pero es que este #EIR19 ha sido inabordable, no había por dónde cogerlo, al menos para mí. Y súmale el fallo de las plantillas", escribe el aspirante anterior. 

Su comparación con el año anterior hace referencia a una pregunta en la que se quería saber, respecto al transporte sanitario aéreo, cuál es el nivel de ruido en el interior de una aeronave. Este año, sin embargo, la pregunta estrella entre los aspirantes ha sido "la del esputo", como la han bautizado muchos. 

La pregunta, en concreto, estaba formulada como En la prevención de neumonías, la "tos dirigida" tiene como objetivo drenar las secreciones bronquiales y facilitad su expulsión. ¿Qué pico de Flujo de Tos debe presentar una persona para asegurar la efectividad de esa técnica?, y las opciones eran 210 L/min, 230 L/min, 250 L7min o 270 L/min. 

Ante este enunciado, las mofas y la incredulidad han inundado las redes sociales. "Quién intentó ponerse a escupir a ver a qué velocidad salía? Yo porque estaba muy en el medio y mis compañeras no tenían culpa ninguna", escribe una enfermera. "Ellos no saben ni hacer una plantilla de exámenes decentes... pero oye, tú dime cuántos litros tiene que expectorar alguien blablabla...", añade otra. 

Preguntas inverosímiles para enfermeros


La perplejidad ha venido también por otras preguntas como "la de la serpiente" o la de "la presión abdominal", o incluso una con un "genograma", por cuya simbología piden que se interprete la relación de los pacientes. 

Sin embargo, pese a las críticas, el desánimo y la decepción de aspirantes, familiares y academias, también hay quien ha decidido tirar del humor para comentar este examen EIR, con uso frecuente de gifs en Twitter para ilustrar sus sensaciones en la prueba. Uno de ellos utiliza el mítico bebé que da media vuelta y huye al ver algo que no le gusta para explicar que así estaba al ver las "ocho primeras preguntas de #Farmacología", mientras que otra aspirante ha preferido crear un hilo con numerosos gifs para explicar sus sensaciones durante el examen. Estas pasan por el miedo, la inseguridad, la desesperación, el hecho de no entender nada, ni siquiera a quien espera fuera para felicitar a los aspirantes y la perplejidad total final. 

La situación se ha tensado tanto que ya hay quien ha enviado quejas formales al Ministerio de Sanidad, y se ha creado una petición en la plataforma Change.org que pide que se les dé a los EIR la importancia que se merecen, ya que lo de este año parece una despropósito para quienes han invertido tantos meses de estudio.  

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.