Víricö

Defensores y detractores se enzarzan por las donaciones de máquinas oncológicas del fundador de Inditex

"Muchas máquinas donadas por Amancio no tienen personal que las maneje"
Amancio Ortega en una imagen de archivo.


22 may 2019. 19.00H
SE LEE EN 5 minutos
La decisión del fundador de Inditex, Amancio Ortega, de donar millones de euros a la sanidad española sigue generando reacciones encontradas. En plena campaña electoral por los comicios autonómicos, municipales y europeos, Podemos se ha manifestado en contra, reclamando que en vez de este acto de 'limosna' es más beneficioso que el empresario pague los impuestos correspondientes en España, mientras que otros muchos agentes políticos y sociales han admirado al dueño del imperio textil por su gesto. 

Las donaciones se han utilizado principalmente para adquisición y renovación de equipos de rapidoterapia avanzada y máquinas oncológicas, todas con un coste que ronda los 310 millones de euros y un beneficio difícilmente cuestionable para los pacientes oncológicos. Sin embargo, como un usuario de Twitter ha recordado, "lo que mucha gente alaba de las donaciones y no sabe, es que muchas de las máquinas donadas por Amancio (que son muy buenas) no tienen personal para que las maneje y están sin usar, pero son muy buenas... a lo mejor hace falta personal y no tanta máquina", escribe en su perfil en la red social, trayendo a colación el problema de la falta de personal del que llevan tiempo alertando los profesionales sanitarios. 

"Ojalá hubiera más mecenazgo en España para la sanidad y la investigación pública", afirma Barbacid



Muchos han sido los que, por contra, han preferido alabar el destino de las donaciones sin entrar a valorar otros términos. "Ésta es una de las máquinas donadas por Amancio Ortega y que en Granada permite a diario que 40 pacientes se beneficien de ella. Según los sanitarios se trata de la mejor maquinaria actualmente para dar radioterapia externa. Señores políticos, esta donación no es cuestionable", comenta una periodista acompañando el texto de una imagen de una de las máquinas. 

La propia Asociación Española Contra el Cáncer ha manifestado en su perfil en la red social que para ellos "es positiva toda colaboración ciudadana en la lucha contra el cáncer, no estamos en contra de las donaciones privadas. De hecho, nosotros donamos al sistema en 1953 las primeras bombas de cobalto para el tratamiento radioterápido", recuerdan. 

También el investigador bioquímico Mariano Barbacid, que recientemente fue noticia por haber hallado un camino para lograr la curación del cáncer de páncreas en un periodo de entre 5 y 10 años, ha mostrado su extrañeza por las críticas a Amancio Ortega, asegurando que "ojalá hubiera más mecenazgo en España para la sanidad y la investigación pública".

Posicionamientos electorales


El debate sobre esta decisión de Ortega está servido, especialmente en este periodo electoral, donde incluso el candidato de Más Madrid a la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón, se ha desmarcado de la postura de su antigua formación para admitir que no tendría problema en acoger este tipo de donaciones, aunque recordaba la necesidad de que los ricos paguen sus impuestos. Como ya recordaba en Redacción Médica, "humanamente está bien pero hace tiempo inventamos un sistema para que la generosidad de quienes más tuvieran fuera ayudando a quienes tuvieran menos, no solo por justicia sino porque era más eficaz". 

Precisamente en medio de esta polémica, el candidato de Vox a la Presidencia del Gobierno de Canarias ha propuesto cambiar el nombre del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín por 'Hospital Universitario Gran Canaria D. Amancio Ortega' si llega al gobierno autonómico en tras los comicios de este 26 de mayo. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.