Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Así ha repartido Amancio Ortega 308 millones en los hospitales españoles

La solidaridad del empresario ha levantado gran polémica pero supone un notable refuerzo para los hospitales

Distribución de la donación de la Fundación Amancio Ortega a cada CCAA.
Así ha repartido Amancio Ortega 308 millones en los hospitales españoles
Jesús Arroyo
Ana Arregui
Sábado, 01 de julio de 2017, a las 14:00
La donación de 320 millones que anunció la Fundación Amancio Ortega para adquirir nuevos equipos de diagnóstico y tratamiento del cáncer para los servicios de salud de toda España, ya son una realidad. O casi. En concreto, tras haber firmado el último acuerdo con la Comunidad de Madrid el pasado 12 de junio, valorado en 46,5 millones de euros para 21 equipos de radioterapia, la cantidad total destinada a mejorar el tratamiento del cáncer por parte del fundador de Inditex ha sido de casi 308 millones, 307,57 para ser más exactos.

Pero, ¿dónde están los 12 millones que faltan del presupuesto inicial? Desde la Fundación Amancio Ortega explican a Redacción Médica explican que los 320 millones anunciados en un principio “correspondían a una estimación” con la que la Fundación trabaja a la hora de negociar con cada comunidad la cifra donada.

Decidir, por ejemplo, que Cataluña recibiera 47 millones y Cantabria 3,1 no fue una tarea fácil. Según explican desde la Fundación se tuvo en cuenta el ratio de población, así como las necesidades presentadas por los profesionales sanitarios, con los que se sentaron para identificar el equipamiento requerido.

No obstante, estos protocolos de adquisición sólo están operativos, por ahora, en Galicia, donde la donación, de 17 millones de euros, se puso en marcha en 2015, y en Andalucía, donde, poco después, la donación se amplió con otros 40 millones de euros. En el resto de CCAA únicamente se ha escenificado la firma para mostrar el compromiso de cara al futuro de adquirir de adquirir la maquinaria necesaria.

A partir de ahora, cada Comunidad deberá de licitar el equipamiento oncológico precisado, como ya han hecho Galicia y Andalucía. Este proceso puede llevar un tiempo de dos años, si se atiende a la oferta pública, recursos, etc. Será en ese instante cuando la Fundación Amancio Ortega entregará el dinero correspondiente al importe de la adquisición. “En ese momento es cuando se cerrará verdaderamente el proyecto”, aseguran desde la Fundación.

Para que el proceso sea lo más trasparente posible, explican, una vez se efectué el último pago, la Fundación del diseñador “publicaremos con detalle hasta el último euro que ha supuesto este proyecto”.

Adquisiciones en marcha

Varias comunidades ya han adelantado mucho trabajo con el fin de adquirir cuanto antes la maquinaria hospitalaria para mejorar los tratamientos de cáncer. La Rioja, Aragón, Madrid, Valencia son algunas de las comunidades que ya han anunciado qué adquirirán y a dónde se destinará. El Hospital Provincial de Castellón recibirá tres aceleradores lineales, que situarán al centro a la vanguardia de la innovación del tratamiento y diagnóstico del cáncer.

La Rioja por ejemplo, ya ha licitado a través de su Boletín Oficial, la tramitación ordinaria para el suministro e instalación de dos aceleradores lineales para la unidad de Oncología Radioterápica del Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (Cibir).

En Aragón ya se está trabajando en la adquisición de equipamiento para el diagnóstico de cáncer de mama. Se van a adquirir ocho mamógrafos digitales con tomosíntesis 3D (uno para cada sector); cinco actualizaciones de mamógrafos ya existentes a tomosíntesis e imagen sintetizada; 16 ecógrafos de alta gama, 11 estaciones de trabajo, además de una ampliación de cabinas para el almacenamiento de imágenes. También se van a renovar los equipos de cribado de mama en las tres unidades móviles existentes. Además, habrá dos nuevos mamógrafos intervencionistas.

 Críticas

Precisamente en la comunidad aragonesa fue donde se realizó la última crítica a la donación realizada la Fundación. La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Aragón criticó que no es necesario "recurrir, aceptar, ni agradecer la generosidad, altruismo o caridad de ninguna persona o entidad" porque "aspiramos a una adecuada financiación de las necesidades mediante una fiscalidad progresiva que redistribuya recursos priorizando la sanidad pública".

Políticos, asociaciones sanitarias, profesionales del sector. Todos se han pronunciado a favor o en contra de la generosidad del gallego. De cara al futuro, y pese a la críticas, la Fundación está confeccionando nuevos proyectos altruistas, aunque, aclaran, en estos momentos aun no se ha determinado la línea y el sector al que irán dirigidos.