¿Llevar a tu hijo a una fiesta de la varicela o estamparle contra la pared?

La popularidad de 'estas fiestas' lleva a los profesionales a plantear que hacer ambas cosas tiene el mismo sentido

Imagen del gobernador de Kentucky, Matt Bevin, con sus nueve hijos.
¿Llevar a tu hijo a una fiesta de la varicela o estamparle contra la pared?
vie 22 marzo 2019. 16.20H
Ir a una fiesta de la varicela. Ni de disfraces, ni por cualquier festividad como Halloween o San Patricio, sino que se trata de una reunión en la que niños afectados por esta enfermedad comparten juegos, utensilios y comida con otros menores que están sanos. ¿El objetivo? Contraer la infección y evitar la vacunación. Se trata de un nuevo tipo de acto social que alarma a los profesionales sanitarios y que asusta principalmente por el auge que está cogiendo el fenómeno antivacunas.

“Queridos Padres, llevar a tus hijos a una fiesta de la varicela para que se contagien porque es mejor pasar la enfermedad tiene el mismo sentido que estamparlos adrede contra una pared para que así sus huesos se hagan más fuertes o algo”, denunciaba en su cuenta de Twitter el pediatra Alberto García Salido.


Concretamente, este especialista se hacía eco de un post publicado en el Blog ‘Strambotic’ del periódico Público. En el texto se recogía todo el revuelo que se ha generado en Estados Unidos con la noticia de lo que había hecho el gobernador de Kentucky, Matt Bevin, y su idea de llevar a sus nueve hijos (cinco biológicos y cuatro adoptados) a este curioso guateque para que se contagiaran de varicela con el fin de que se hicieran inmunes a la enfermedad.

“Mis nueve hijos tuvieron varicela, ellos se contagiaron a propósito porque supimos que un vecino tenía el virus. Asi que me encargué de que cada uno de mis niños adquiriera la enfermedad y se contagiaron”, llegó a confesar el propio Bevin en una entrevista para el programa de radio WKCT.

Las declaraciones del gobernador sobre llevar a sus hijos a esta fiesta no solo han alarmado considerablemente al otro lado del charco sino que, como el ejemplo de Alberto García Salido, ha habido muchos otros profesionales sanitarios que se han echado las manos a la cabeza con este suceso.

Para ello, las redes sociales bien han servido para que muchos critiquen los peligros que puede tener sobre los menores. “Jugando a la ruleta rusa”, protesta la conocida tuitera Lucia Mi Pediatra en Twitter.


Al hilo de esto ha habido quien se ha animado a plantear si los detractores de las vacunas llevarían sus hijos a estas fiestas pero de otras patologías. “¿Se dejarían los antivacunas encerrar en una habitación junto con alguien con ébola para lograr la inmunización natural?, planteaba otra usuaria en el hilo de la popular pediatra.


La normativa italiana 


Durante las últimas semanas, en torno a la varicela (enfermedad conocida por sus erupciones cutáneas) ha habido gran polémica. Principalmente por la nueva normativa que Italia ha planteado en la que no se permite que los menores de seis años que estén sin vacunar puedan ir a las escuelas. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.