25 mar 2019 | Actualizado: 19:00

Italia multará a los padres que lleven a sus hijos sin vacunar al colegio

Los menores de seis años no podrán ir al colegio, mientras que los mayores sí podrán hacerlo bajo amenaza de multa

La ministra de Sanidad italiana, Giulia Grillo.
Italia multará a los padres que lleven a sus hijos sin vacunar al colegio
mar 12 marzo 2019. 15.40H
Italia ha decidido que los niños que no estén al día con el programa de vacunación obligatorio no podrán acudir al colegio. Afecta a todos los niños y entre las vacunas obligatorias estarán las de la varicela, la polio, el sarampión, las paperas y la rubéola.

Los niños mayores de seis años no pueden ser excluidos del colegio por las leyes de educación italianas, pero lo que sí sucederá es que sus padres recibirán una multa de 500 euros si envían a sus hijos a la escuela sin vacunar. En el caso de los menores de seis años, sí pueden vetarles la entrada tanto en la escuela primaria como en guarderías y jardines de infancia, por lo que tendrán que quedarse en casa si no están vacunados.

Los padres de niños mayores de 6 años sin vacunar recibirán una multa de 500 euros



En declaraciones que recoge la BBC, la ministra de Sanidad, Giulia Grillo, resume la nueva política del gobierno italiano: “Sin vacunas, no hay colegio”. La fecha límite para certificar que los niños estaban vacunados era la del 10 de marzo, aunque se amplió hasta el lunes 11 al caer en domingo. Grillo asegura que “todos han tenido tiempo de ponerse al día”.

Las autoridades regionales son las encargadas de ejecutar la ley, aunque hay disparidad de criterios. En Bolonia se ha enviado una carta a los padres de unos 300 niños (de los 5.000 que hay en la zona) avisándoles de las consecuencias de no vacunar a sus hijos, pero en otras partes del país no se han tomado medidas para alertar de las posibles multas.

Tasa de vacunación por debajo de lo recomendado por la OMS


Actualmente, menos del 80 por ciento de los niños italianos están vacunados completamente, una cifra muy por debajo del 95 por ciento que recomienda la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, entre los niños nacidos en 2015, las autoridades italianas aseguran que sí se llega a la cifra del 95 por ciento, a partir de la cual se cree que no hay riesgo de que una enfermedad se propague.

La Ley, conocida como ‘Ley Lorenzin’ por el ministro de Sanidad que la promulgó, levantó mucha polémica en Italia desde el principio. Los miembros del actual gobierno se opusieron a ella cuando estaban en la oposición, pero ahora han decidido respaldarla tras su llegada al poder.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.