Víricö

Los cambios en las dinámicas de la propia organización pueden ayudar a aliviar el estrés de los sanitarios

¿Cómo evita un hospital gigante el agotamiento de sus médicos y enfermeros?


22 ene 2022. 09.55H
SE LEE EN 6 minutos
Con las plantillas de los hospitales completamente agotadas con los efectos de la sexta ola que ha provocado una explosión de casos Covid-19 confirmados, resulta imprescindible dar con la clave para aliviar el estrés de los facultativos.

Para sorpresa de un médico de Medicina Interna, la idea para conseguirlo no parece ser "recursos, incenditos, descansos o apoyo psicológico", sino un "planteamiento holístico, global, cultural e inteligente". Así lo descubrió en un informe publicado por el Massachusetts General Hospital de Boston que recoge Harvard Business Review y del que se ha hecho eco en sus redes sociales.



Mediante un extenso hilo de mensajes, este facultativo recoge algunas de las claves más destacadas de esta investigación que puede ayudar a todos los sanitarios. "El agotamiento que sufrimos los trabajadores de salud es un problema tanto individual, como de la organización. Creo que esta reflexión, sigue calando poco en nuestras instituciones sanitarias".

"La segunda idea es que hay que medir el agotamiento que sufrimos, evaluarlo, implementar estrategias y conocer los resultados de estas. De nada sirven las palabras si no se convierten en acciones concretas y sobre todo si luego no se miden los resultados", expone antes de exponer las seis categórías clave para reducir el agotamiento en los trabajadores de los hospitales.



"La tercera aportación son las seis categorías sobre las que actuaron para reducir o evitar el agotamiento: trabajo gratificante, autonomía, equidad y transparencia, una carga de trabajo razonable sentido de comunidad y, por último, valores coherentes".

Y añade: "En el sistema sanitario, salarios, incentivos, estabilidad de las plantillas y de los contratos, es parte de esto. Pero también las recompensas emocionales. Realizar un esfuerzo por reforzar el mensaje de que el trabajo de todos es significativo y apreciado fue una de las estrategias que llevó a cabo este hospital de Boston".



Fomentar que las ideas vengan de abajo a arriba


Uno de los aspectos más relevante de este artículo es que resalta como una de las prioridades debe ser fomentar que los de abajo en la pirámide de RRHH puedan ofrecer sus ideas para su valoración. "Otro elemento interesante fue el invitar a todos a participar en la solución de los nuevos desafíos que plantea la pandemia en la atención hospitalaria de los pacientes. Brindar seguridad, dar opciones a las personas y agradecer sus aportaciones".

"Creo que nuestras instituciones deberían fomentar el desarrollo de redes informales (think tank) y facilitar recursos digitales para recabar, desarrollar, implementar y evaluar ideas que vengan de abajo a arriba".



Comunicar de forma clara y transparente


Otro de los puntos a tener en cuenta es mantener siempre una buena comunicación con el personal de la plantilla. "Dar un trato justo a todos los trabajadores. Comunicar de forma clara y transparente, escuchar las necesidades de las personas, incluso si no se pueden proporcionar todas las respuestas que los profesionales necesitan escuchar. Mucho mejor que callar y dejar a la especulación".

"En Boston hacían rondas dos veces al día con los médicos y las enfermeras de primera línea para abordar inquietudes apremiantes y analizar cambios de los protocolos. Es una forma de tener a todos al día, cuando a veces no tenemos ni tiempo para leer el correo electrónico. Una oportunidad para conectarse y compartir nuevas ideas. Toma de decisiones justa y transparente".



Es importante, además, según señalan desde el Massachusetts General Hospital de Boston, "redimensionar las cargas de trabajo. Cuando cada hora de nuestro trabajo es más estresante y desafiante que antes, es poco realista esperar que el desempeño se mantenga si no ofrecemos alternativas. Pensar detenidamente en lo que se nos pide a los trabajadores sanitarios es vital para evitar nuestro agotamiento".

Además, se debe "apoyar un sentido de comunidad. Favorecer encuentros informarles para mantener a las personas comprometidas. Sesiones virtuales semanales de bienestar (sin los jefes). Favorecer una mayor colaboración entre servicios y departamentos. En definitiva, ofrecer un mayor sentido de unidad y de propósito compartido, demostraron en Boston como reforzaba el bienestar emocional de todos".



Evitar que el estrés se transforme en agotamiento


Zanja con asegurando la necesidad de "demostrar valores consistentes. Es decir, garantizar que las decisiones y el ambiente de trabajo estén alineados con las metas y con los valores propugnados por sus líderes. El camino para evitar el agotamiento se refuerza si se disminuye el gap directivo-profesional.

En definitiva, existen acciones que pueden evitar que el estrés se transforme en agotamiento. La mejor maner de prevenirlo es capacitar a las personas para que realicen su trabajo de manera efectiva, en un entorno seguro y en donde encuentren apoyo. Es necesario que nuestras organizaciones sanitarias fomenten este tipo de lugar de trabajo para mantener el compromiso, la producción y evitar el deterioro y agotamiento que sufrimos incluso en una situación de elevada incertidumbre y tan continuada como la que estamos pasando en esta pandemia".




Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.