Las nueve demandas post Covid-19 del sector de la tecnología sanitaria

Fenin realiza un primer análisis del dictamen de Reconstrucción Social y Económica del Congreso y pide un papel activo

Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin.
Las nueve demandas post Covid-19 del sector de la tecnología sanitaria
lun 13 julio 2020. 11.10H
La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) ha realizado un primer análisis del dictamen de Reconstrucción Social y Económica del país post Covid-19, publicado el pasado 9 de julio por el Congreso de los Diputados. La Federación considera que algunas de las propuestas emitidas van en línea con su estrategia para la recuperación de la pandemia y cree que es importante la concreción de instrumentos para su implementación. En este sentido, subraya nueve puntos. 

Por un lado, celebra que el documento refleje la necesidad de aumentar la inversión pública en Sanidad, y considera que esta debería incrementarse gradualmente hasta representar como mínimo el 7 por ciento del PIB, tomando como referencia la media europea. Una de las medidas por las que apuesta la Federación, que no ha sido incluida, es la modificación del IVA a aplicar a los productos sanitarios al tipo superreducido (4 por ciento), por ser esenciales para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades.

Con el fin de poder disponer de productos sanitarios suficientes para hacer frente a una posible nueva pandemia o una agudización de la actual, la Federación valora que se contemple la creación de un “Cluster” que facilite la colaboración entre empresas, centros tecnológicos y hospitalarios y universidades orientados al desarrollo de capacidades de ingeniería sanitaria, con el objetivo de reducir la dependencia frente a otros países. También insiste en la necesidad de articular un plan de promoción de la industrialización del sector de la Tecnología Sanitaria en España que promueva, además de un tejido productivo nacional, la presencia e inversión de empresas multinacionales.

Tal y como recoge el documento, "es crucial" la organización de una red nacional de depósitos de reserva de material sanitario estratégico (como EPIs, tales como mascarillas y guantes, sustancias desinfectantes o terapias de apoyo respiratorio), en coordinación con las comunidades y el impulso público a la capacidad industrial local que permita fabricar estos materiales a alto ritmo en situaciones de emergencia.


Plan de Renovación de Tecnología Sanitaria


Fenin también indica que un sistema sanitario para hacer frente a situaciones como la generada por el coronavirus precisa de equipamiento tecnológico adecuado. Por este motivo, "es primordial que se articulen los procedimientos y financiación necesarios para la elaboración de un mapa tecnológico de necesidades en este ámbito, junto a las comunidades, y la puesta en marcha del Plan de Renovación de Tecnología Sanitaria que contempla el documento".

"Para implantar las medidas propuestas para mejorar la coordinación de los servicios sanitarios y sociales es importante contar con la tecnología que permita mejorar la comunicación de los profesionales sanitarios de Atención Primaria con las residencias, el domicilio de los pacientes y con los centros de atención a la dependencia (teleasistencia avanzada, monitorización remota). Para ello, es crucial avanzar en la digitalización de los procesos, garantizando la interoperabilidad de los sistemas".

En el ámbito de la gobernanza, Fenin coincide en que debe dotarse de capacidades adicionales al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud como órgano fundamental de coordinación y cooperación entre las regiones para garantizar la cohesión y equidad del sistema y avanzar en la transparencia de la información sanitaria y la evaluación de resultados para facilitar su mejora continua. De igual modo, promover la colaboración público-privada con la industria sanitaria "mejorará la capacidad de respuesta a la crisis actual y futuras".

En cuanto a la Estrategia Nacional de Transformación Digital del Sistema Nacional de Salud que propone el documento, Fenin cree que es fundamental que, además de la cooperación entre las Comunidades Autónomas y el Ministerio de Sanidad, la identificación de problemas, ámbitos de actuación y necesidades, así como la estructura de gobernanza que propone "debe contar con los recursos necesarios para su implementación y debe garantizar la interoperabilidad en todo el territorio".

En relación al impulso a la innovación, el incremento gradual de la inversión respecto al PIB, hasta alcanzar la media europea, debe contemplar el apoyo a las empresas innovadoras de sectores estratégicos y esenciales como el de tecnología sanitaria que desarrollan terapias y tecnologías que mejoran diagnósticos, tratamientos y calidad de vida de las personas.

Asimismo, señala que el liderazgo de la Unión Europea es clave en el proceso de reconstrucción y preparación de respuesta a futuras crisis, estableciendo protocolos que mejoren la coordinación de los Estados Miembros en investigación, información, recursos, y facilitando el acceso a los fondos europeos para la reactivación social y económica.

Fenin agradece que el Gobierno "cuente con todos los agentes implicados para la recuperación del país, espera que la industria de la Tecnología Sanitaria tenga un papel activo en la reconstrucción y confía en continuar avanzando para hacer posible que las acciones plasmadas en el documento se materialicen lo antes posible, contando con el consenso conjunto".

 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.