Expertos en Inmunología advierten además que generará tolerancia y por tanto falta de efectividad

Vacunar de covid en exceso provoca un "sistema inmune exhausto" en jóvenes
Carmen Cámara, inmunóloga del Hospital La Paz; José Gómez Rial, inmunólogo del Hospital Clínico de Santiago de Compostela; y María Montoya, inmunóloga del CSIC.


23 ene 2022. 16.00H
SE LEE EN 5 minutos
La sexta ola del Covid-19, liderada por Ómicron, continúa avanzando y la hoja de ruta pasa ahora por lograr el 100 por cien de la cobertura vacunal en la población española, además de administrar una tercera dosis para refozar el sistema inmune. Ahora bien, ¿es realmente necesaria incluso en la población más joven? La decisión del Ministerio de Sanidad de inocular esta dosis de la vacuna a personas entre 18 y 39 años, jóvenes y sanas, abre la veda y el debate entre los inmunólogos, que creen que "con dos dosis es suficiente".

Carmen Cámara, inmunóloga del Hospital Universitario La Paz y secretaria de la Sociedad Española de Inmunología (SEI), explica que "cuando se inocula el mismo estímulo de manera repetida y cercana, no es bueno para el sistema inmune porque no está preparado y, por tanto, tenemos un sistema inmunitario exhausto". Como consecuencia de esto, "los sujetos pueden sufrir un proceso de tolerancia".

La estrategia del Sanidad para avanzar en la vacunación ha sido siempre la misma: primero vulnerables, después sanitarios y así hasta completar a toda la población. Sin embargo, ha decidido modificarla para que las personas, con dos dosis, que hayan pasado Ómicron, se pongan la de refuerzo a las cuatro semanas. En este sentido, Cámara se pregunta "por qué se hace esto", cuando "está demostrado que la persona que ha pasado la enfermedad, ésta le deja mejor inmunidad que la propia vacuna".

"Los que mejor respuesta inmunitaria tienen son aquellos que han sufrido una combinación de vacuna e infección". A esta unión se le denomina "inmunidad híbrida", según Cámara, "que multiplica hasta por 100 la potencia". Por tanto, la experta aclara que "si estas personas ya tienen sus 'tres dosis' (las dos vacunas más haber pasado el propio virus), ¿por qué quieren ponerles otra?", lamenta. Además, Cámara recalca que "si lo que el Ministerio quiere es completar la pauta de las tres dosis a toda la población, que lo hagan como habían anunciado desde un principio, a los seis meses de haber pasado la infección y no lo cambies ahora".

Repetir dosis con la misma vacuna no frena la transmisión


En cuanto al problema principal que atañe a España en cuanto a la situación actual es frenar la transmisión del virus y, en esta línea, Cámara aclara que "Ómicron es más leve en personas vacunadas y jóvenes, y se ha comprobado que las dosis repetidas con la misma vacuna no sirven para controlar la transmisión".

José Gómez Rial, inmunólogo del Hospital Clínico de Santiago de Compostela, concide con las declaraciones de Cámara y asegura que  "la tercera dosis en este grupo poblacional podría haber estado indicada cuando circulaba Delta, ya que los anticuerpos generados tras la vacunación tenían capacidad neutralizante frente a esta variante, y entre todos frenar la transmisión del virus". Pero este efecto "lo hemos perdido frente a Ómicron, dado que se ha demostrado que evade de forma considerable la acción de los anticuerpos neutralizantes", añade el inmunólogo.


Gómez Rial: "Cuando la relación riesgo-beneficio es baja, la vacunación no está indicada"



Asimismo, Gómez Rial asevera que "en este momento epidemiológico que estamos viviendo, cuando Ómicron es mayoritaria, el beneficio tanto individual como colectivo en personas jóvenes y sanas menores de 40 años es ninguno". A este respecto, añade que "las estrategias de vacunación siempre deben tener en cuenta la relación riesgo-beneficio y cuando ésta es baja, la vacunación no está indicada". 

"Sistema inmune, un ejército que ante la vacuna recuerda a su enemigo"


María Montoya, investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CIB-CSIC) dentro de la Plataforma Salud Global centrada en Covid-19 y miembro de la junta directiva de la SEI, se suma a esta misma línea de pensamiento y hace un símil entre el sistema inmunitario y el ejército: "cuando éste lucha frente a una infección, recuerda a ese enemigo ante al que ha luchado, que es en lo que se basa las vacunas".

Esto explica que "el sistema inmunitario necesita un descanso para luego volverse a activar y, si no cumples estos seis meses, se desgasta como si hubiese estado activado todo el tiempo y eso no es bueno". 

Además, se suma a lo Gómez Rial ha explicado anteriormente sobre la fórmula 'riesgo-beneficio' y Montoya recalca que "hay más beneficio dando un recuerdo a los seis meses a personas sanas que no dándolo. Lo óptimo es este tiempo y, de hecho, se ve que cuánto más dejes descansar al sistema inmune, mejor", concluye.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.