Déficit de "más de 15.000 enfermeras" para la campaña de vacuna de la gripe

Desde Semap consideran que este año la sobrecarga de trabajo en Enfermería será mucho mayor

Juan José Jurado Balbuena, presidente de Semap; Manuel Cascos, presidente de Satse; Vicente Matas, vocal de la Comisión de Atención Primaria Urbana de la OMC.
Déficit de "más de 15.000 enfermeras" para la campaña de vacuna de la gripe
sáb 10 octubre 2020. 20.00H
Una vez más, la pandemia de Covid-19 ha alterado el calendario, en esta ocasión para adelantar la campaña de vacunación de la gripe un par de semanas respecto años anteriores. Pero las fechas no es lo único que va a modificar el coronavirus. En medio de esta pandemia, las autoridades sanitarias buscan aumentar el número de personas vacunadas -un 75 por ciento de la población de riesgo (categorías que aumentan este año) según indica la OMS-. Los profesionales coinciden en que esto es clave para no empeorar un sistema sanitario colapsado por el Covid-19.

Además, la convivencia de ambos virus genera una sobrecarga de trabajo mayor para los sanitarios y provoca medidas especiales para prevenir contagios en los centros de salud.

"Se necesitan más de 15.000 enfermeras y enfermeros en Atención Primaria en España para poder dar la atención sanitaria y cuidados que todos los ciudadanos se merecen", explican a Redacción Médica fuentes del Sindicato de Enfermería, Satse, quienes consideran que en las próximas semanas aumentará el trabajo de las enfermeras, al añadirse las tareas propias de la campaña de vacunación a las que "ya vienen realizando en unos momentos especialmente duros y difíciles".

Juan José Jurado Balbuena, presidente de la Sociedad Madrileña de Enfermería Familiar y Comunitaria, recuerda que "todos los años se produce sobrecarga", pero en este año vaticina que será peor. "Las enfermeras estamos saturadas y con otras actividades que no teníamos hasta ahora, como la realización de toma de muestras nasofaríngeas o el control de las puertas de los centros, algo que se nos ha adjudicado sin que sea una actividad clara de las enfermeras únicamente. Y además, sin refuerzo", se lamenta.

Un enfermero de un centro de salud de La Rioja, unas de las comunidades autónomas que han iniciado esta semana la vacunación de la gripe, corrobora estos argumentos. "La plantilla nunca ha estado acorde a las personas que necesitamos desde 2012, es decir, en situaciones normales hay merma por lo que con el Covid-19 este año lo vamos a notar más", apunta, "lo que sí es cierto es que no hay ninguna enfermera disponible en la lista de espera".

Sensbilización diferente a la vacuna por el Covid-19


Al menos, durante estos primeros días ha percibido a los pacientes más abiertos a vacunarse. "Creo que este año hay una sensibilización diferente hacia la vacuna de la gripe, más positiva a favor de la vacunación, a pesar de todo el ambiente negacionista que se está viendo", apunta este enfermero riojano de Atención Primaria. "Ya hay pacientes que preguntan por ella debido al Covid-19, por lo que no creo que los índices de vacunación -que en esta comunidad suelen ser bastante buenos- difieran a otros años", explica.

"Las circunstancias del coronavirus hacen que no se nos permita trabajar como nos gustaría"



A su vez, este profesional se lamenta de que el coronavirus no les permita trabajar como les gustaría. Al igual que Iván Jesús Hernández, enfermero en Pediatría del Centro de Salud de La Esperanza en Tenerife, quien explica que aprovechan al máximo las citas. "Si viene un niño a revisión, vacunamos también a los padres o si vamos a un domicilio, se vacuna a la persona de riesgo y a los convivientes", explica, "así evitaremos más contagios y aglomeraciones".

Además, constata la falta de personal. "Sí, somos pocos, otros años hemos tenido refuerzos, pero este no sabemos aún", apunta y detalla, que aunque aún no haya comenzado la campaña en Canarias, ya han comenzado a avisar a los pacientes de riesgo de su cita con la vacuna.

De vuelta en la península, Miguel López, médico de Familia en el Centro de Salud Pintor Colmeira de Vigo, no se muestra muy convencido de conseguir llegar a un 75 por ciento de vacunación en la población gallega. "El año pasado la tasa fue del 55 por ciento en mayores de 65 años, no sé si lo conseguiremos", detalla al otro lado del teléfono. No obstante, sí que cree que este año habrá más gente que se anime, al menos, entre sus pacientes a los que ha ido incentivando estas semanas atrás aprovechando las llamadas teléfonicas y las pocas citas presenciales que el Covid-19 les permite tener.

Miguel López, médico de Familia en el Centro de Salud Pintor Colmeira de Vigo.

Al igual que su compañero canario, Miguel -quien se vacunó el primer día ya que en Galicia se ha comenzado con los profesionales sanitarios- también nombra "el oportunismo" como el arma perfecta para conseguir inyectar la prevención del virus 'invernal'. Al menos, en su centro de salud no tienen problema de espacio: "las citas de vacunación se van a hacer en dos salas, cada siete minutos durante cuatro horas al día".

"Las colas para entrar dan la vuelta al centro de salud"


Con esto, pretenden evitar aglomeraciones de pacientes. Una situación que también preocupa a Elvira Gras Nieto, enfermera de Atención Primaria en un centro de salud de Benidorm, quien considera que, además de espacio físico en el centro, falta comunicación entre los sectores implicados. "La vacuna de la gripe siempre es una carga extra de trabajo, pero este año lo que no tenemos es espacio. Las colas para entrar dan la vuelta al centro de salud", apunta a Redacción Médica.

El hecho de querer aumentar el volumen de personas vacunadas se contrapone a las medidas de seguridad necesarias para evitar contagios de Covid-19 y puede ser contraproducente si se suma al mensaje que se ha enviado a la población de "evitar ir al centro de salud". En este sentido, Elvira confiesa que ve menos aceptación por la población de la vacuna aunque "hay que esperar algo más de tiempo a tener datos reales", y, además, en Valencia -una de las comunidades que ha comenzado esta semana a suministrar la vacuna- "todavía hace calor y buen tiempo", por lo que la gente se suele animar más adelante.


"Deberían haber contratado profesionales hace tiempo, organizar mejor y hacer un esfuerzo en Enfermería"




Vicente Matas, vocal de la Comisión de Atención Primaria Urbana de la OMC (Organización Médica Colegial), explica que en muchas regiones están buscando la forma de sacar a los pacientes del centro de salud o hacer circuitos especiales en el mismo para que no se entremezclen pacientes. "El acumulo de personas es un riesgo añadido" y, por lo tanto, "deberían haber contratado más profesionales hace tiempo, organizar mejor y hacer un esfuerzo en Enfermería", apunta.

Evitar confusión sintomática de la gripe y el Covid-19


No obstante, Matas reconoce que es probable que "gracias a las propias medidas del Covid-19 haya menos contagios de gripe, y cuantos menos haya de ambas enfermedades, mucho mejor". "Los pacientes creen que vacunándose de gripe estarán protegidos frente al coronavirus y no es así. Sobre todo ayudará a que se disminuyan los procesos respiratorios y podamos discernir una enfermedad de otro. Aunque el problema seguirá con los grupos que no se vacunarán", apunta Juan José Jurado Balbuena, presidente de SEMAP.

"Es necesario una buena cobertura de vacunación para poder limitar al máximo los casos de gripe", explica José Ignacio Peis, coordinador del grupo de trabajo de Actividades Preventivas y Salud Pública de Semergen, "con esto se evita la confusión sintomática, ya que en esta segunda ola estamos viendo muchos casos de Covid-19 con una sintomatología desdibujada". Además, Peis recuerda la importancia de vacunarse ante los recientes estudios que señalan que la coinfección de Covid-19 y gripe aumentan casos de moderado a grave y duplican la mortalidad.

A su vez, este experto en Salud Pública explica que se ha incrementado la definición de "pobación de riesgo" ante la gripe. "En cuanto al grupo C (personal esencial) se va a vacunar también a todos los profesores por su contacto con alumnos y a las personas convivientes del grupo 2 y 1 (mayores de 65 años y con patologías crónicas)".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.