Los especialistas en Salud Pública apoyan continuar de momento con el esquema de dos dosis espaciadas un mes

Vacunación Covid: prioridad para la primera dosis solo si falta suministro
De izquierda a derecha: José Tuells, Antonio Cabrera y José Luis Alfonso.


24 feb 2021. 12.10H
SE LEE EN 6 minutos
POR MARCOS DOMINGUEZ | MARÍA GARCÍA
Los datos sobre la efectividad de las vacunas Covid que se van reportando en aquellos lugares donde antes se comenzó a vacunar están mostrando una alta inmunización incluso con una sola de las dosis. En Reino Unido, la estrategia ‘first dose first’ (primero, la primera dosis), que retrasa el pinchazo de refuerzo hasta que la mayoría de la población vulnerable haya recibido la vacuna, parece haber tenido gran éxito: en Escocia ha reducido las hospitalizaciones hasta en un 94 por ciento.

Pese a todo, los especialistas en Salud Pública consultados por Redacción Médica apoyan la vacunación en dos dosis separadas por alrededor de un mes, que figura en la ficha técnica de las vacunas actualmente aprobadas (en el caso de Astrazeneca, entre cuatro y doce semanas). Así está planteada la campaña de vacunación en España a diferencia de otros países como Chile o el mencionado Reino Unido.

El apoyo a este régimen de dos dosis separadas tres o cuatro semanas no es algo cerrado, todo dependerá de lo que los datos de vacunación de los distintos países vayan revelando, y es que apenas han pasado dos meses desde que se comenzó a inmunizar contra el coronavirus en el mundo.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

Hay otros factores que decantarán el respaldo de esta estrategia o la consideración de administrar cuantas más primeras dosis sea posible: la disponibilidad de vacunas. A pesar de que hay muchas voces que critican el ritmo de vacunación actual en nuestro país, este se ha ido acelerando con las semanas y con la incorporación de nuevas vacunas aumentará el número de inyecciones disponibles.

“Si [la campaña] se acelera con la llegada de nuevas  vacunas en abril, mayo y junio, no va a ser necesario adoptar esa estrategia porque va a haber vacunas suficientes para poner una primera y una segunda dosis”, afirma José Tuells, epidemiólogo y coordinador de vacunas de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria, Sespas.

Solo en caso de que se juntaran problemas de suministro (como ya los ha habido en el caso de Pfizer y Moderna, en uno de los envíos, y Astrazeneca, como algo más sostenido) ve necesario replantear la estrategia.


Estudios que avalen la eficacia de una sola dosis de la vacuna Covid


También será posible un replanteamiento “en cuanto haya cuatro o cinco estudios más que avalen la eficacia [en población real] de la primera dosis, si bien la gente más conservadora seguirá exigiendo que se aplique tal y como está en la ficha técnica”, afirma.

El planteamiento de Tuells lo comparte Antonio Cabrera de León, profesor de Salud Pública en la Universidad de La Laguna. “se trata de buscar un equilibrio entre tener suficiente suministro de vacunas con el plan actual de doble pinchazo y los medios suficientes para administrarla en el plazo previsto; de ser así, no hay necesidad de cambiar la estrategia”.


Alfonso: "Como el suministro de vacunas no está siendo el adecuado, se intenta paliar esa deficiencia con fórmulas ingeniosas"


Solo habría un motivo más para justificar el ‘first dose first’ español: “Si con ello tenemos la posibilidad de que las vacunas lleguen antes a los países más pobres, debemos ser solidarios y apostar por una dosis. Con eso inmunizamos a nuestra población y favorecemos que otros países accedan”.

El especialista recuerda que “la pandemia como tal no desaparecerá hasta que se alcance la inmunidad de rebaño en todos los países”. Pero no solo aboga por este objetivo egoísta, sino por el deber de solidaridad con el resto de la comunidad internacional.

La ciencia no se improvisa


José Luis Alfonso, jefe del Servicio de Preventiva en el Consorci Hospital General Universitari de València, asegura que la mayoría de preventivistas se inclinan por mantener lo que "se ha comprobado que es eficaz", y eso es la estrategia de dos dosis.

"Cada vacuna se aprueba con una serie de condiciones y las administramos a tenor de eso. Con esas pautas es como se ha comprobado que la eficacia y la memoria se mantiene. También está comprobado que la respuesta es mucho más fuerte. Con cualquier otra pauta que no se haya verificado existe el riesgo de que no sea del todo correcta", asegura. 

Porque, según indica, cambiar estas pautas es "como salirse fuera del guion de una película". "Si improvisas, puede que aciertes con la improvisación o puede que no. El problema es que, como el suministro de vacunas no está siendo el adecuado, se intenta paliar esa deficiencia con fórmulas ingeniosas. Pero estamos hablando de ciencia, no de literatura ni de arte. Y en la Medicina las pautas siempre son importantísimas. Todo lo que implique salirse de ellas conlleva un riesgo", añade. 

Alfonso recuerda que la estrategia de las dos dosis es cómo se ha aprobado en la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) y en la Agencia Española del Medicamento (Aemps). Y así viene recogida en la ficha técnica. Además, señala que sería complicado separar si la disminución de casos se produce a raíz del 'first dose first' o a medidas eficaces para disminuir la transmisión del virus, como el confinamiento, sumadas al cambio estacional. 


En Primaria, a favor de extender la primera dosis


Desde Atención Primaria, las cosas se ven algo distintas. “Los resultados de Israel de la protección con una dosis de Comirnaty son muy buenos”, afirma Isabel Jimeno, responsable de vacunas de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

“Estando como estamos, con una población que mayoritariamente se quiere vacunar, nos facilitaría mucho más llegar a ella”, comenta. “Ya se verá si más adelante con una dosis es suficiente”. Por lo pronto, con una sola dosis “podemos disponer de más vacunas para más gente”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.