Esto significa que, de cada 100 muertes que se registrarían, sólo se notificarán una veintena, según un estudio

Covid: La protección de la mortalidad por las vacuna llegará al 80% en mayo
Las muertes no han aumentado como consecuencia del aumento de casos, sino que se han quedado en un nivel constante.


13 may 2021. 09.45H
SE LEE EN 5 minutos
La vacunación de la población española ya se nota en la mortalidad y los ingresos hospitalarios, tanto en planta convencional como en las UCI. Así lo afirma un estudio realizado por investigadores del grupo de Biología Computacional y Sistemas Complejos de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), difundido por el Gobierno de España. En el mismo se calcula que a mediados de este mes, la protección de la mortalidad por el efecto directo de las vacunas alcanzará el 80 por ciento. 

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

"La campaña de vacunación avanza con éxito en todos los países europeos", avanza el documento, que añade que "los datos de vacunación de finales de abril muestran que, de media, entre el 10 y el 20  por ciento de los ciudadanos europeos han recibido su primera dosis y, por tanto, están parcialmente vacunados a la espera de la segunda, mientras que el rango de población totalmente vacunada se sitúa entre el 6 y el 10 por ciento, aproximadamente".

El Reino Unido y Hungría han podido acelerar la campaña de vacunación y reportan porcentajes de vacunación más altos, De hecho, el Reino Unido se decantó por una vacunación enfocada a cubrir una mayoría de la población con una primera dosis, retrasando la segunda. En cambio, Bulgaria y Rumanía informan que menos del 10  por ciento de la población está parcialmente protegida, mientras que Croacia, Letonia y Bulgaria reportan menos de un 5 por ciento de la población con pauta completa. 

Progreso de la vacunación por franjas de edad


Analizando el progreso de la vacunación por franjas de edad en España y su representatividad en los datos de hospitalizaciones, UCI y muertes del pasado otoño, se puede hacer una estimación del nivel de protección actual de estas magnitudes, según los autores.

Para ello, se puede asumir un efecto de la vacunación promedio en el que, a las tres semanas de su administración, la primera dosis proporciona un 80 por ciento de la efectividad de la pauta completa. "Consideramos también como valores de referencia que la protección respecto la infección está alrededor del 80 por ciento, que la protección respecto a los casos graves sube hasta el 95 por ciento, y que la protección respecto a la muerte se sitúa en un 98 por ciento".

Los investigaodores recalcan que estos niveles de protección "se encuentran en estudios con seguimiento individualizado de la evolución de pacientes, más allá de los resultados de los ensayos clínicos. Son órdenes de magnitud fiables que nos sirven para estimar el valor aproximado del nivel de protección colectivo", señalan.

De esta forma, basándose en los datos de vacunación de la población española a 30 de abril, "podemos estimar que el nivel de protección de la mortalidad por efecto directo de las vacunas a mediados de mayo alcanzará el 80 por ciento. Esto significa que, de cada 100 muertes que tendríamos en ausencia de vacunación, sólo tendremos una veintena.

El nivel de protección de los ingresos en hospital rondará el 50 por ciento, es decir, se espera la mitad de los ingresos respecto una situación de no vacunación. Por último, la protección de las UCI se acercará al 40 por ciento lo que significa que solo ingresarán en las unidades de críticos seis de los diez que ingresarían en el escenario sin vacunas.

Esta estimación se basa en los casos graves evitados de forma directa, por vacunación de la persona susceptible a empeorar. Hay un segundo efecto protector derivado de la reducción de la transmisión: si se contagia a menos personas, también esto resultará en un menor número de ingresos y muertes, advierten.

Efectos a lo largo de mayo y junio


De hecho, la disminución de la mortalidad ya se aprecia en los datos poblacionales, señalan los expertos, subrayando que "si en la segunda y la tercera ola la curva de casos fue seguida de cerca por la curva de muertes, en la cuarta ola (u "olita", por diversos factores como la vacunación, las medidas y el buen tiempo) las muertes no han aumentado como consecuencia del aumento de casos, sino que se han quedado en un nivel constante. Si a la incidencia actual le corresponderían entre 100 y 150 muertes diarias en meses anteriores, ahora ya son menos de 100".

"Cada semana que pase sin una subida significativa de casos se realiza un paso de gigante en la evolución a corto y medio plazo de la epidemia", considera la investigación. "Conforme la vacunación aumenta, existe más protección directa, pero también indirecta al dificultar la transmisión. Aumentando esos niveles de protección cada semana, cada vez es más difícil que se produzca un fuerte cambio de tendencia epidemiológica", sentencian.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.