21 may 2019 | Actualizado: 19:05

Tronos con desfibriladores, la revolución médica para la Semana Santa

Un médico cofrade relata las anécdotas que más se repiten durante estas fechas

Imagen de una procesión malagueña
Tronos con desfibriladores, la revolución médica para la Semana Santa
sáb 20 abril 2019. 11.55H
El malagueño Eduardo Rosell, cofrade durante 45 años y médico de Urgencias en el Hospital Vírgen de la Victoria, conoce de primera mano qué pasa en los centros de salud y en los hospitales durante la celebración de la Semana Santa y sus procesiones. 

"Este año, como protección, llevamos un desfibrilador en el trono, se han hecho cursos a través del Colegio de Médicos para reanimación cardiopulmonar básica y avanzada, y lo lllevamos como forma de seguridad, lo que nos protege bastante a la familia cofrade", relata a Redacción Médica el facultativo. 

Durante estas fechas, explica el médico, crece la población de Málaga, por lo que también lo hace la actividad de la sanidad. "Sobre todo, en Urgencias se atienden traumatismos, problemas cardiovasculares y respiratorios. También intoxicaciones por consumo de alcohol y estupefacientes, que aumenta en esta época del año porque la ciudad es también un destino turístico para vacaciones y diversión".

Infartos y brechas


Dentro de la Cofradía, "ha ocurrido de todo", resalta el médico. "Una anécdota muy triste es que uno de los compañeros cayó de forma súbita al suelo, con un infarto de miocardio y una arritmia cardiaca. Detrás de nosotros, iba una representación del Colegio de Médicos de Málaga, con unas 15 personas, que lo reanimaron. Se le trasladó al hospital pero, desgraciadamente, a los días falleció", lamenta el facultativo.

"El pasado domingo, cuando salíamos con la sección de la Virgen de Lágrimas y Favores, se cayó un remate de la barra de palio del trono de la Virgen y le dio a un chico en la cabeza, haciéndole una brecha", describe Rosell. Por suerte, había profesionales que le atendieron rápido:  "Le atendió un compañero mío, enfermero, que le puso unos puntos de aproximación antes de que le trasladasen al hospital", añade.

Debido a que los tronos suelen llevar velas, es común que queden restos de cera en el suelo, pese a los esfuerzos municipales por limpiarla. "Por eso también hay muchos resbalones y tropiezos estos días", señala el médico, que hace hincapié en la cantidad de gente que llena las calles de Málaga durante la Semana Santa. 


Refuerzo de dispositivos sanitarios


El Lunes Santo y el Domingo de Resurrección el personal sanitario se incrementa hasta en un 30 por ciento, mientras que entre el Martes Santo y el Viernes Santo, las salas de Emergencias 112 en Málaga refuerzan su actividad con un 26 por ciento más de gestores.

Durante la Semana Santa del año pasado, el 112 de Málaga coordinó un total de 3.087 incidencias. De ellas, 1.429 eran  asistencias sanitarias. Además, el servicio provincial 061 de Málaga atendió a 363 personas en parada cardiorrespiratoria, de las cuales casi el 35,54 por ciento llegó con vida al hospital.



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.