20 de noviembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 21:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Solo hay una profesión sanitaria que no puede ser sustituida por robots

Un tercio de las profesiones actuales serán reemplazadas por softwares y máquinas inteligentes en 2025

Los robots introducen especialización y digitalización en los puestos de trabajo.
Solo hay una profesión sanitaria que no puede ser sustituida por robots
Redacción
Domingo, 11 de diciembre de 2016, a las 14:00
La alta especialización y el desarrollo digital que han traído consigo los robots están poniendo ya fecha de caducidad a los puestos de trabajo que realizan actualmente los humanos. Tanto es así, que un tercio de las profesiones actuales serán reemplazadas por softwares y máquinas inteligentes en 2025, tal y como augura Ray Kurzweil, director de Ingeniería de Google.

De hecho, no es difícil ver cada día cómo algunos trabajos como vendedores de billetes o dependientes son sustituidos por máquinas. Porque, ¿se necesita a un ser humano para comprender cómo elaborar un mensaje que motive al consumidor a realizar una compra? Aparentemente no, según aseguran los expertos, por eso las compañías de venta online tienen incrustados en sus sistemas informáticos algoritmos semánticos con los datos que les permiten determinar con qué frases van a obtener la mejor respuesta en un posible cliente.

Los cirujanos se ‘salvan’ de la absorción tecnológica

Sin embargo, aún queda un pequeño reducto de ocupaciones que no solo han perdurado a la era 2.0., sino que se ven potenciadas por la implantación de la tecnología. Son todos aquellos que tienen que requieren cierto juicio, pensamiento creativo e interacción humana los que están lejos de ser automatizados por las máquinas.

En sanidad, es el caso de el cirujano, el único puesto de trabajo que, dada su complejidad, no puede ser sustituido por un robot, de momento. Entre sus cualidades, estos profesionales cuentan con la percepción especial y una manipulación milimétrica que les convierte en imprescindibles.

Aunque eso no quita que este sector no se nutra de las nuevas tecnologías para desempeñar mejor y de forma más eficiente su trabajo. De hecho, la introducción cada vez más numerosa de estas herramientas ha permitido a la sanidad eliminar viejos puestos de trabajo e introducir otros nuevos. Una circunstancia que se ve claramente en Anestesiología, por ejemplo. Por ahora, es el médico el que utiliza las máquinas para ayudar en los procedimientos de anestesia no invasiva pero, según los expertos, es cuestión de tiempo que el dispositivo realice diferentes procedimientos por sí mismo.

“Muchas de las cosas que hacemos actualmente las hemos automatizado a través de la robótica”, asegura Propa Ghosh, director médico de los servicios de cirugía robótica en Hunterdon Medical Center. “En lugar de utilizar suturas, ahora empleamos grapadoras robóticas”. “Nunca podría haber predicho las cosas que sucedieron en los últimos diez años, así que es difícil decir qué pasara en el futuro”, confiesa.