La publicidad de productos sanitarios de los influencers, 'acotada' en 2021

El Gobierno establece un nuevo protocolo para este tipo de anuncios, para que sean señalizados a partir de enero

La publicidad de productos sanitarios de los influencers, 'acotada' en 2021
jue 15 octubre 2020. 13.10H
Desde mallas anticelulíticas hasta complementos vitamínicos y bebidas diuréticas. El escaparate de productos que ofrecen los y las influencers es cada vez más grande. Sin embargo, a partir del año que viene este tipo de acciones publicitarias deberán ir convenientemente señalizadas para sus seguidores. Así lo establece el nuevo protocolo de buenas prácticas sobre el uso de influencers en la publicidad, suscrito por el Gobierno, la Asociación Española de Anunciantes (AEA) y Autocontrol. 

El acuerdo tratará de garantizar un uso responsable de la publicidad digital y preservar la seguridad de los usuarios, especialmente de los menores al ser los principales consumidores de este tipo de publicaciones. Además, ambas asociaciones han puesto en marcha un código de conducta para la correcta identificación de los contenidos patrocinados. 

El nuevo código afecta también a los productos sanitarios, debido a la "especial sensibilidad que hay que tener para este tipo de productos con incidencia en la salud", aclaran desde AEA. Y es que la promoción de contenidos relacionados con el ámbito sanitario por parte de influencers no ha estado exenta de polémica, sobre todo cuando se trata de fármacos sujetos a prescripción médica o "remedios" contra ciertas enfermedades que puedan inducir a engaño.

Uno de los ejemplos más concretos es el uso de antibióticos para tratar el acné, recomendado por varias famosas en redes sociales. Durante la pandemia, los médicos también expresaron su malestar ante la venta particular de test Covid-19 en Instagram e incluso lo calificaron de "tomadura de pelo". El colectivo sanitario ya ha advertido en más de una ocasión de la capacidad que tiene este tipo de personas de convencer a los usuarios sobre el uso concreto de un producto, incluso por encima de un médico o un farmacéutico. 
 

Etiquetas para identificar el contenido publicitario


El documento, que entrará en vigor el 1 de enero de 2021, reúne un conjunto de reglas que deberán aplicar los anunciantes de ambas asociaciones y aquellos influencers-bloggers, Youtubers, Instagrammers y Facebookers- que quieran sumarse al código de forma voluntaria. 

De esta forma, los contenidos deberán indicar su carácter publicitario y ser identificables a los usuarios a través de etiquetas como "publicidad", "publi", "en colaboración con" o "patrocinado por", tanto en el contenido principal como cuando se trate de una publicación compartida o 'reposteada'. En este sentido, se desaconsejan indicaciones genéricas -tipo "información" o "legal"- o poco claras - tales como "Colab", "Sponso" o "sp"-.

Se considerarán como publicitarios todas aquellas menciones o contenidos -gráficos, de audio o visuales- que estén dirigidos a la promoción de productos o servicioscolaboraciones o compromisos recíprocos, por los que se perciba una contraprestación por parte del anunciante- en forma de pago o productos gratuitos- y aquellos casos en los que se ejerza un control editorial sobre el contenido divulgado. 

"El entorno digital es especialmente sensible por su dinamismo en la introducción de nuevas fórmulas y herramientas, tales como la publicidad comportamental, la publicidad programática, la publicidad nativa, la integración de recomendaciones publicitarias en contenido de influyentes o el contenido patrocinado", explican desde el Gobierno en un comunicado. 

De hecho, Internet es ya el principal segmento dentro de los medios convencionales en lo que se refiere a volumen de inversión publicitaria, lo que supone un 38,6 por ciento de los 2.296,2 millones de euros de inversión totales registrados en 2019. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.