Plan para subir 4.000 euros el sueldo a médicos y enfermeros para 2025

CCOO trabaja en una propuesta económica para que los profesionales del SNS recuperen el 5% de sueldo perdido en 2010

Antonio Cabrera, secretario general de la FSS-CCOO.
Plan para subir 4.000 euros el sueldo a médicos y enfermeros para 2025
lun 21 octubre 2019. 13.00H
El Acuerdo que firmó el Gobierno con CCOO, UGT y CSIF el pasado año terminará en 2020, por lo que es necesario empezar a trabajar en un nuevo documento. Por ello, Comisiones Obreras propone que los empleados públicos, entre los que se encuentran los profesionales del Sistema Nacional de Salud; recuperen el 5 por ciento de sueldo que perdieron durante la presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero en un plazo máximo de cinco años. 

Según los cálculos de Antonio Cabrera, secretario general de la FSS-CCOO; de llevarse a cabo la firma de este acuerdo con todas las modificaciones que propone el sindicato; los médicos cobrarían 3.943,24 euros más al año para 2025, unos 281,66 euros más al mes, teniendo en cuenta las 14 pagas. En el caso de los profesionales de Enfermería; la subida supondría un incremento salarial de 3.857,84 euros al año, unos 275,56 euros al mes. La subida, añade Cabrera, se realizaría de forma progresiva hasta llegar a esos casi 4.000 euros.

Una década con el sueldo mermado


En 2010 y en plena crisis económica, el que fuera presidente del Goberno recortó el 5 por ciento de las retribuciones de los trabajadores del sector público en su lucha contra el déficit público. Una 

El incremento salarial se produciría de forma progresiva


década después, los sindicatos que negocian las condiciones de médicos, enfermeros y demás profesionales del SNS se han propuesto recuperar su poder adquisitivo a través de la firma de un III Acuerdo para la mejora del empleo público y las condiciones de trabajo. 

"Nuestra propuesta es que el 5 por ciento que perdimos con Zapatero sirva para pagar el coste de la clasificación profesional que hemos propuesto", explica a Redacción Médica Antonio Cabrera, secretario general de la FSS-CCOO.

Esta subida, que se haría de forma progresiva respondiendo a distintos plazos, se culminaría en 2025, cuando se hubiera hecho efectiva la culminación de la Disposición Transitoria 3ª y la modificación del EBEP (Estatuto Básico del Empleado Público), con la transformación del Grupo A con 3 subgrupos en relación a los créditos ECTS (European Credit Transfer and Accumulation System). Para todo ello, es necesario llegar a acuedos con distintos ministerios, como son el de Sanidad, el de Función Pública y el de Educación. "Todo lo que tiene que ver con la nueva clasificación y cualificación profesional debe ser evaluada por el Incual (Instituto Nacional de las Cualificaciones)", añade Cabrera.

En esta nueva organización, los enfermeros, matronas, fisioterapeutas, logopedas, podólogos, trabajadores sociales, ópticos y terapeutas ocupacionales pasarían del A2 al A1; y los médicos especialistas y facultativos subirían del A1 al A.

Coste de la reclasificación de los profesionales del SNS


"En el Tercer Acuerdo se debería incluir la subida del IPC y ese cinco por ciento", detalla Cabrera, que añade: "Sería el equivalente a la nueva clasificación profesional". Además, cree conveniente que el acuerdo coincida con el mandato de un nuevo gobierno.

Según las estimaciones que ha hecho CCOO, la puesta en marcha de este proyecto supone un coste total de 352.651.019 euros para la reclasificación de los médicos. De la misma forma, se debería invertir un total de 599.396.090 euros para que enfermeros, matronas y fisioterapeutas ocupasen su nueva clasificación.

La reclasificación total de todos los profesionales del sector sanitario costaría en sanidad un total de 1.558.703.064 millones de euros; de ellos, 952.047.109 millones de euros para médicos y enfermeros.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.