Vacunología y Médicos del Mundo apelan a inmunizar a más población para evitar la aparición de nuevas variantes

Pensar en una tercera dosis con países sin vacunar no es práctico ni ético
Fernando Moraga-Llop, vicepresidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV).


31 jul 2021. 16.00H
SE LEE EN 4 minutos
POR MARÍA GARCÍA
En plena quinta ola de la pandemia de Covid, el debate que se ha establecido en varios países -y entre varias compañías farmacéuticas- sobre la necesidad de plantear ya una tercera dosis de refuerzo abre la puerta a una nueva polémica: ¿hasta qué punto es ético pensar en un refuerzo de la inmunidad cuando tantos países mantienen una tasa de cobertura vacunal tan baja? ¿Y hasta qué punto es inteligente esta estrategia?

"Es evidente que en estos momentos, a finales de julio, no hay evidencia científica clara de que la población general necesite una tercera dosis, o una segunda en el caso de Janssen", explica Fernando Moraga-Llop, vicepresidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV).

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19 

El experto indica que es posible que lo que se necesite, a futuro, no sea una dosis de recuerdo sino una nueva vacuna ante posibles nuevas variantes que se escapen a la imunidad conferida por las que están ahora mismo aprobadas.

"Es evidente que hay ciertos grupos de población como las personas trasplantadas, con problemas inmunitarios y otros grupos más vulnerables, que sí requerirán dosis de recuerdo por no estar lo suficientemente protegidos tras inocularles la vacuna", indica. En esos casos, las dosis se utilizarían para reforzar la inmunidad.

"Más sentido" vacunar a más extensión


Pero más alllá de esta cuestión, el experto no lo considera procedente. "Actualmente en África el porcentaje de vacunación es de alrededor del uno por ciento. El virus seguirá circulando y cuanto más lo haga, más posiblidad hay de que aparezcan variantes que puedan escaparse de las vacunas. Por tanto, tiene mucho más sentido pensar que la solución es la vacunación lo más rápido posible y con la máxima extensión posible a todo el mundo", asegura. 

Y eso "desde un punto de vista egoísta"."Pero desde un punto de vista ético, de justicia y solidariadad, de equidad vacunal, las vacunas tienen que llegar a todo el mundo. Si no, no saldremos de la pandemia o iremos haciendo idas y venidas, sea en forma de ola o de pequeños brotes epidemiológicos", señala.

Una opinión que comparte Médicos del Mundo. "La dinámica mundial que está teniendo lugar se traduce en que mientras en los países ricos se vislumbra la superación de la pandemia, se teme que el Covid-19 pase a sumarse a otros problemas de salud global, como 'una pandemia de pobres'. El impacto que ya ha tenido la pandemia en términos de salud en las poblaciones de países de rentas bajas de África y América Latina permiten imaginar como se verá agravada de manera crónica la realidad de estos países", explica Eva Aguilera, coordinadora de Incidencia Política.

El coronavirus no conoce fronteras


"Parece que hemos olvidado una advertencia clave desde el momento en que se declaró la pandemia: el coronavirus no conoce fronteras. En un mundo globalizado como el que vivimos, frente a una pandemia, o todas y todos estamos protegidos o no lo estaremos nadie definitivamente", asegura.

Por eso, Médicos del Mundo apela al "seguimiento de la hoja de ruta que definió la OMS para priorizar el reparto de vacunas no solo al interior de los países, sino con una visión global, con el fin de garantizar la equidad en el acceso de los países con menos capacidades y recursos".

"Antes de acelerar la carrera para adquirir nuevas dosis buscando una de refuerzo cuya necesidad no está aún suficientemente documentada o avalada por datos científicos, es urgente cumplir las metas que marcaba aquella hoja de ruta", asegura. Y recalca que es "un fracaso moral y de salud pública que hasta ahora el 75 por ciento de los millones de dosis de la vacuna se hayan administrado únicamente en 10 países". Aguilera recuerda que solo el 1,1 por ciento de los habitantes de los países empobrecidos han recibido al menos una dosis.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.