Siguen siendo las cepas BA.4 y BA.5 las que mayor representación tienen, sin haber aún rastro de la variante Centauro

Los sublinajes Ómicron se resienten en España y solo aumentan en tres CCAA
Imagen del SARS-CoV-2.


08 ago 2022. 18.00H
SE LEE EN 2 minutos
Los contagios por los sublinajes de Ómicron se estabilizan en España. Según un nuevo informe epidemiológico publicado por el Ministerio de Sanidad, solo tres comunidades autónomas han registrado un ascenso en la última semana. Se trata concretamente de Castilla y León, Castilla-La Mancha y Extremadura.

Aunque ocho de cada nueve muestras secuenciadas ya pertenecen a los sublinajes de Ómicron BA.4 y BA.5, la cifra de casos comienza a caer. Castilla-La Mancha es de una de las pocas comunidades que ha notificado un ascenso de más de 80 puntos, al aumentar de los 330 casos de la semana previa a los 413 actuales.

A esta tendencia se suma también Extremadura, donde los registros han subido hasta los 92 casos, cuando hace siete días eran 82. Algo que también se repite en la evolución de la variante BA.2, donde los casos van de 82 a 97.

Castilla y León es la otra región que experimenta un incremento de casos de esta variante. En la última semana, ha notificado 379 contagios de la cepa BA.2, mientras que hace solo siete días esta cifra alcanzaba los 333 casos.


Comunidades con mayor prevalencia de sublinajes Ómicron


Por otro lado, es Cantabria la CCAA que mayor prevalencia de sublinajes Ómicron BA.4 y BA.5 representa, con el 97,7 por ciento. Después le siguen Galicia y Navarra, con el 97,2 por ciento cada una. 

En el lado opuesto se sitúan el País Vasco (68,6 por ciento) y Castilla-La Mancha (78 por ciento), que son las únicas que se encuentran con un porcentaje inferior al 90 por ciento.

Se repite la misma pauta en el caso de la cepa BA.2, ya que son Baleares (1,5 por ciento), Castilla-La Mancha (1,7 por ciento) y el País Vasco (0,6 por ciento) las que menos incidencia contemplan. En la situación contraria se hallan Asturias (6,8 por ciento) y Castilla y León (5,9 por ciento).

Con todo, cabe recordar que los linajes predominantes continúan siendo las cepas BA.5 y sus derivados, desplazando así al resto de variantes. De hecho, el mismo informe detalla que ocho de cada nueve muestras secuenciadas pertenecen ahora a estas mutaciones.

Igualmente, alerta del peligro que supone la prevalencia de las mismas, ya que las variantes de mayor impacto para la salud pública son aquellas más transmisibles, más virulentas o que pueden escapar, total o parcialmente, al efecto de los anticuerpos adquiridos tras la infección natural o la vacunación con variantes previas. Asimismo, determina que -como en anteriores informes- aún no se tiene constancia de la variante Centauro en nuestro país. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.