Redacción Médica
18 de octubre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 21:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Los epidemiólogos 'destapan las vergüenzas' de Montserrat en Salud Pública

La Sociedad científica explica que ninguna de sus recomendaciones fue escuchada por el anterior ministerio

Dolors Montserrat y Elena Andradas.
Los epidemiólogos 'destapan las vergüenzas' de Montserrat en Salud Pública
J.A
Martes, 17 de julio de 2018, a las 13:00
Uno de los supuestos objetivos que se marcó la exministra de Sanidad, Dolors Montserrat, en su agenda de gobierno fue la reducción del contenido de sal, azúcar y grasas en más de 3.500 productos. Para ello se elaboró el Plan de colaboración para la mejora de la composición de los alimentos y bebidas y otras medidas 2017-2020, el cual tenía como intención pactar con la industria alimentaria una reducción de un 10 por ciento de azúcares añadidos, pero nunca se terminó de llevar a cabo.

Ahora, la Sociedad Española de Epidemiología denuncia que esa autorregulación fue “inútil” y que las medidas que ellos les presentaron en una anterior reunión no fueron tenidas en cuenta por la anterior responsable de Salud Pública, Elena Andradas

“La sensibilidad del anterior ministerio en referencia a temas de Salud Pública y Sociales eran de un perfil bajo. Estaban más interesados en mantener relaciones cordiales con la industria azucarada, que de restringir los azucares”, explica Jesús Vioque, coordinador del grupo de trabajo de Nutrición de la Sociedad Española de Epidemiología

En el documento -consúltelo aquí- que le presentaron al Ministerio de Sanidad se recogían un total de 10 recomendaciones, entre las que, por ejemplo, se solicitaba que el “gravamen de las bebidas debería ir en consonancia con la cantidad de azúcar que contengan para incentivar a la industria a reformular sus productos”.

"Confiamos en que el nuevo Ministerio tenga la sensibilidad suficiente para apostar por el control de los productos azucarados"



“Está ampliamente demostrado que el consumo de bebidas azucaradas es uno de los principales factores causantes de la epidemia de obesidad, tanto en población adulta como infantil. Por el gran impacto económico y social de este problema de salud pública parece recomendable adoptar medidas para reducir su consumo por parte de la población”, asevera el documento.

Indiferencia


La impasividad del anterior Ejecutivo en favor de la industria del azúcar va en sintonía con algunos gestos que se hizo en el pasado y que ahora recuerda el propio Vioque, tales como el nombramiento de Ángela López de Sa, como directora de Aecosan en la etapa de Ana Mato. Cargo que ocupó tras abandonar su puesto de responsable de Relaciones Institucionales de Coca-Cola. 

“Imponer un impuesto a las bebidas azucaradas es algo que no le debe hacer gracia a la industria alimentaria”, subraya Jesús Vioque.

Nuevo plan de choque


Con la llegada de Carmen Montón al Ministerio de Sanidad, la Sociedad Española de Epidemología ya se ha puesto en marcha y tiene la intención de elaborar un nuevo dietario de recomendaciones para luchar contra la sociedad. El objetivo es presentárselo al nuevo equipo de Salud Pública. Para ello, representantes de la Sociedad reconocen a este medio que contactarán “lo antes posible” con el nuevo equipo de Montón con el objetivo de que puedan recibirlos “cuanto antes”.

“Creemos que apostar por el control de los productos azucarados es muy importante para el bien común y la Salud Pública. Confiamos en que el nuevo ministerio tenga la sensibilidad suficiente para apostar por esta línea”, concluyen.