Los endocrinos españoles: "El Nutriplato aleja de la dieta mediterránea"

Los médicos recuerdan que está "orientado a un público norteamericano" o que ha perdido ciertos hábitos de alimentación

Imagen promocional de Nestlé con un médico en consulta con un Nutriplato sobre la mesa.
Los endocrinos españoles: "El Nutriplato aleja de la dieta mediterránea"
jue 28 noviembre 2019. 12.30H
El Nutriplato rompe con la dieta mediterránea. Así lo explica Francisco Botella, médico que forma parte del Área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología. El facultativo explica que dicho producto está “orientado a un público norteamericano, con unos hábitos de alimentación concretos”.

Es por ello que a su juicio el Nutriplato “resulta un poco alejado del patrón alimentario recomendado por la dieta mediterránea”. Tesis que se suma a la expresada en Redacción Médica por el reputado médico y científico Lluis Serra Majem, que ya advirtió del ejercicio “temerario” que puede suponer la distribución de este producto.

Botella sí reconoce que “mantiene un valor educativo” pero básicamente “para aquellas personas, desgraciadamente cada vez más numerosas en nuestro entorno, que han adoptado ese modelo de alimentación”, en referencia al abandono de la dieta mediterránea a favor de los hábitos menos saludables de los norteamericanos.

El precursor del Nutriplato entre los niños españoles es la casa comercial Nestlé, que lo ha lanzado con la colaboración del Hospital Sant Joan de Déu. Sin embargo, tiene su origen en la universidad precisamente norteamericana de Harvard, donde nació en 2011 bajo el nombre de Healthy Eating Plate. Si bien su origen se remonta al año 1943, cuando aquel primer esbozo pasó a conocerse como ‘la rueda’.

Útil pero para quien no sigue la dieta mediterránea


“La alimentación en España no es tan homogénea y todos conocemos a muchas personas que, debido a muy diversos factores (comer en poco tiempo en el trabajo o en el colegio, trabajo muy alejado del domicilio, escasas habilidades culinarias o falta de tiempo), no siguen este patrón de primer plato, segundo plato y postre característico de la dieta mediterránea. Para estas personas, las recomendaciones del plato de Harvard, son una muy buena orientación de cómo organizar una alimentación saludable”, admite Botella.

En su opinión, el Nutriplato “puede ser complementario” a la pirámide alimentaria pero sin desechar este modelo. Ya que destaca algunas virtudes del mismo, como que “hace énfasis en la calidad más que en la cantidad del producto” o que “excluye explícitamente los alimentos de bajo valor nutricional”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.