Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 18:55
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Las CCAA destinan 1.560 millones más en sanidad, un tercio para personal

El gasto en nóminas se lleva gran parte del incremento presupuestario allí donde ya hay cuentas para 2017

El Capítulo 1 supone la mayor partida dentro de los presupuestos sanitarios para la mayoría de comunidades autómomas.
Las CCAA destinan 1.560 millones más en sanidad, un tercio para personal
Sergio López
Martes, 06 de diciembre de 2016, a las 18:20
Los Gobiernos autonómicos están apurando al máximo la Ley de Estabilidad para presentar unos presupuestos sanitarios lo más expansivos dentro de lo posible. Las nueve regiones que han presentado ya sus proyectos de cuentas públicas hasta el momento destinarán 1.560 millones de euros más a esta área durante 2017.
 
Dentro de este incremento presupuestario, que supera el 5% en varias regiones como Baleares (7,6%), Andalucía (5,5%) y Navarra (5,4%), destaca el aumento en los gastos de personal. Así, el crecimiento del Capítulo 1 ‘se come’ más de la mitad del aumento presupuestario que experimentará la sanidad Canaria el próximo año. De los 75 millones de incremento presupuestario, más de 45 van destinados a mejorar la partida destinada a satisfacer el pago de nóminas; es decir, un 60%.
 
Canarias ha sufrido en los pasados meses las tensiones financieras derivadas de una dotación insuficiente para la Consejería de Sanidad, según reconoció su propio titular, Jesús Morera. Las nuevas cuentan incluyen a petición del consejero una mejora sustancial en el área, pero que, sin embargo, él mismo considera aún insuficiente para cubrir la infrafinanciación que desde hace años arrastra la sanidad regional.

36.000 millones para sanidad en 9 CCAA
 
El de Canarias es el más extremo de varios casos similares: en buena parte de las comunidades autónomas el aumento presupuestario en Sanidad va destinado en gran medida a satisfacer el pago de nóminas, después de varios años de restricciones presupuestarias y con promesas en varias regiones de reactivar la carrera profesional. Como promedio, los gastos de personal suponen un tercio del incremento presupuestario allí donde ya hay cuentas para 2017.

El Capítulo 1 supone la mayor partida dentro de los presupuestos sanitarios en las distintas comunidades autónomas. Excepto en Cataluña, con un modelo sanitario caracterizado por los consorcios, el pago directo de salarios se lleva más del 40% de la inversión en el resto de los servicios de salud. Las 9 autonomías que han presentado proyecto de presupuestos suman un total de 36.000 millones de euros para Sanidad, de los cuales, aproximadamente 14.500 se van al capítulo de gastos de personal.

En Andalucía, donde el presupuesto sanitario crece en 480 millones, hasta los 9.304 millones de euros, el Capítulo 1 se eleva a 4.337 millones de euros. Este incremento en salarios supone 100 millones dentro del crecimiento total. En Baleares y Asturias las magnitudes son semejantes. En el archipiélgo, con un un presupuesto total de 1.496 millones, los gastos de personal se llevan 28 millones de los 104 millones de incremento este año. Mientras tanto, en el Principado, con un presupuesto de 1.638 millones, el Capítulo 1 consume 48 de los 160 millones de incremento; es decir, casi un tercio.

Cataluña y Comunidad Valenciana

Estos incrementos, no obstante, no son comunes a todas las regiones. En la Comunidad Valenciana  y en Cataluña el gasto en el Capítulo 1 casi no se mueve desde las anteriores cuentas públicas y el incremento presupuestario se concentra en otros capítulos. En la primera de estas regiones se viene de un presupuesto para 2016 que sí había revisado al alza los gastos de personal; pero en Cataluña, con las cuentas prorrogadas desde 2015, esta congelación del gasto en nóminas ha provocado el malestar de los médicos, que se sienten "maltratados".

La consejería catalana de Salud recibe un aumento de cerca de 400 millones de euros en el proyecto de presupuestos que ha presentado el consejero de economía, Oriol Junqueras. Sin embargo, el crecimiento en gastos de personal no es significativo y se ha decidido priorizar otros ámbitos sanitarios. Así, el aumento de la inversión en recetas y nuevos medicamentos aprobados es de 128 millones; 35 más serán para recortar las listas de espera y 99 millones más para salud mental. Del mismo modo, se han planificado 31 millones de euros extra para mejorar hospitales públicos.