16 dic 2018 | Actualizado: 18:30

Las 10 mayores amenazas tecnológicas a las que se enfrenta el hospital

La ciberseguridad es el mayor riesgo que afrontarán los centros de salud en 2018

El ataque de 'ransomware' o 'malware' es una amenaza que se ha extendido cada vez más.
Las 10 mayores amenazas tecnológicas a las que se enfrenta el hospital
dom 12 noviembre 2017. 16.25H
Redacción
El Instituto ECRI (siglas de ‘Emergency Care Research Institute’), una organización sin ánimo de lucro dedicada a la investigación de mejoras para la atención sanitaria, ha elaborado una lista con los diez mayores peligros potenciales para el hospital a nivel tecnológico.

‘A nivel tecnológico’ debe ser entendido en un amplio sentido, pues la cosa no va solo de máquinas. De hecho, el tercer mayor riesgo es el de los “colchones y mantas que pueden estar infectados por fluidos corporales y contaminentes microbiológicos”.

No obstante, el mayor riesgo tecnológico hoy día para el hospital es el ransomware y otras amenazas desde la ciberseguridad. “Estos programas se infiltran en una red, se propagan a través de los dispositivos y los sistemas conectados y encriptan datos, inhabilitan accesos de los usuarios, software y bienes tecnológicos”. Son ya numerosos los casos en que un ciberataque ha ocasionado graves problemas a los sistemas de salud.


La incorrecta desinfección del instrumental para endoscopias ha figurado en ocho ediciones de esta lista


El segundo mayor riesgo es el de no limpiar y desinfectar los instrumentos para endoscopias entre usos. Y no es moco de pavo: “Los estudios que han llamado la atención sobre los retos de este proceso, así como los constantes informes sobre exposición de los pacientes a instrumentos contaminados, subrayan por qué este tema sigue siendo una preocupación crítica”. De las diez ediciones de esta lista, el Instituto ECRI ha incluido este problema en ocho de ellas.

En el cuarto lugar de la lista figura los sistemas de alarma mal configurados. Los softwares que avisan de alertas relevantes a los profesionales a través de dispositivos médicos o smartphones son una buena herramienta, pero “problemas en la configuración o el manejo pueden conducir a retrasos o fallos en la distribución de las alarmas”.

El quinto riesgo se refiere a la limpieza inadecuada de los dispositivos médicos, sobre lo que poco más hay que añadir. En sexto lugar, el listado menciona los lápices de electrodos activos de la unidad electroquirúrgica que no están cubiertos de forma segura, que pueden provocar quemaduras en el paciente o incendios en contacto con otras superficies.

La exposición a radiación debido a un uso innecesario de las herramientas de diagnóstico por imagen figura en el séptimo lugar de la clasificación. Además, dispositivos que pueden reducir o controlar la exposición “con frecuencia no son utilizados con todas sus ventajas”. Un puesto más adelante en la lista figuran las prácticas incorrectas con los sistemas de etiquetado y administración de medicamentos.

En los dos últimos lugares de este top diez se encuentran los defectos en los sistemas de trabajo en red de los dispositivos médicos y los errores en la conexión de los sistemas de nutrición enteral.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.