Humberto Muñoz, secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO, desgrana las claves

Jubilación médica y enfermera a los 60: turno rotatorio o noche, requisitos
Humberto Muñoz, secretario general de FSS-CCOO.


29 oct 2021. 11.10H
SE LEE EN 5 minutos
Comisiones Obreras ha traslado al Ministerio de la Seguridad Social una propuesta en firme para que contemple la posibilidad de adelantar la edad de jubilación de los profesionales sanitarios y sociosanitarios a los 60 años bajo ciertas condiciones. Según explica a Redacción Médica el secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios del sindicato, Humberto Muñoz, se trata de una cuestión “de justicia” para algunos trabajadores que, defiende, están sometidos a una “penosidad excesiva” dada la peligrosidad de su labor y la amplitud de sus turnos. 

La posibilidad de adelantar la edad de jubilación de los sanitarios vuelve a estar en la mesa del Ministerio de Seguridad Social.

Llevamos ya años planteando al Gobierno la necesidad de que se tengan en cuenta ciertos factores para reducir la edad de jubilación de los profesionales del sector sanitario y sociosanitario. No hablamos solo de los trabajadores asistenciales, sino también de los vinculados a la gestión y a servicios como el de los celadores, aunque todavía no estén considerados personal sanitario.  No solo lo dice nuestro sindicato: organismos como la OIT (Organización Internacional del Trabajo) dedicados al estudio de la prevención de riesgos laborales indican que la penosidad, la nocturnidad y el riesgo de algunas profesiones son motivo para aplicar coeficientes reductores en la edad de jubilación. Lo que hemos planteado a la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social es que abra un grupo de trabajo que estudie esos coeficientes para fijar una edad más temprana sin merma para la pensión. 

¿Bajo qué circunstancias consideran que un profesional de la sanidad puede jubilarse a los 60 años? ¿Debe ser una medida obligatoria para todo el colectivo?

La medida sería factible para todos aquellos que cumplan con algunos criterios, porque no afectaría a todo el personal de la sanidad. Por ejemplo, una enfermera que trabaje en un turno fijo de mañana de lunes a viernes no tendría coeficientes de penosidad diferentes a los de un trabajador de otro sector; pero un celador que haga turnos con prolongaciones de jornada de mañana, tarde y noche sí. Son personas que debido a las guardias o la continuidad asistencial cotizan en 30 años lo que otras hacen en 40. Todo debe estar debidamente acreditado para que, en casos concretos, los profesionales puedan jubilarse antes sin menoscabo, insisto, de su pensión.

¿Debe establecerse un mínimo de años cotizados para acceder a esa condición?

No, nosotros no estamos pidiendo cambiar el ‘statu quo’ de las pensiones, que por otra parte es un tema que ahora mismo está en revisión y negociación. Eso ya sería abrir un melón distinto. Reclamamos que se atienda una serie de casos particulares, como pasa en la Policía y el Ejército, para que los sanitarios también se reconozcan como personas sometidas a una penosidad excesiva.


"Una enfermera que trabaje en un turno fijo de mañana de lunes a viernes no tendría coeficientes de penosidad"



¿Qué mecanismos permitirían acortar la edad activa de estos trabajadores?

Puede haber una decisión del Gobierno que establezca que, a partir de un momento dado, la edad de jubilación se adelanta a los 60 años en el personal sanitario, aunque somos conscientes de que no parece una época propicia para eso. La otra vía es la de instar al Gobierno a que reconozca que hay una serie de personas, en este caso del sector sanitario y sociosanitario, que está especialmente castigado y que es muy sensible a la situación que hay a su alrededor, como ha demostrado la pandemia. La forma mas rápida, objetiva y directa de plantear esta petición es a través de los coeficientes reductores que, aplicados a una serie de parámetros, puedan evidenciar quién tiene derecho a ello y quién no por los datos de la carrera laboral de cada uno.

Reconoce que no parece el momento más oportuno para sacar adelante una iniciativa como esta a nivel político. A pesar de ello, ¿consideran que su iniciativa puede prosperar?

La situación económica es la que es, eso está claro. Pero entendemos que en la anterior crisis ya se demostró que la política de recortes y de austeridad está llamada al fracaso, y que cuidar a los trabajadores de este país no es una política de despilfarro. No estamos pidiendo café para todos: defendemos lo que nos toca, que es el derecho del sector sanitario y sociosanitario. Y ahora tenemos una base sólida que apoya nuestros planteamientos. Ni es una petición arbitraria ni busca privilegios, lo que pedimos a la sociedad es que compense, con unos años de jubilación antes de la edad general, a las personas que vienen trabajando para la sociedad en condiciones de especial penosidad y riesgo. Y eso no tiene por qué depender de que la situación económica sea más o menos propicia.

¿En qué punto se encuentra la negociación?

Es pronto para decirlo, porque acabamos de pedirle al Gobierno que abra un grupo de trabajo en el que tengamos la oportunidad de participar y aportar los datos que nos avalan. No sabemos si habrá sintonía o no, pero yo siempre le doy una oportunidad al diálogo. Y le pido lo mismo al Ministerio de Seguridad Social, ahora le toca a la administración valorar nuestra petición y contestarnos, porque no entendería una respuesta que no sea la de, al menos, sentarse a escucharnos.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.