Una investigación muestra como dos colutorios tiene la capacidad de interrumpir la actividad viral del Covid-19

Nuevo estudio sobre la eficacia del enjuague bucal contra el coronavirus


22 mar 2021. 11.40H
SE LEE EN 4 minutos
El SARS-CoV-2 es detectable en la saliva de personas asintomáticas y la comunidad científica cree que gracias a a la capacidad antiséptica y antiviral de los enjuagues bucales estos tienen potencial para suprimir la carga viral y reducir la propagación del virus. Una hipótesis respaldada por varios estudios que han apuntado esta posibilidad, pero cuya efectividad aún no está demostrada en humanos. 

La última investigación realizada por miembros de la Facultad de Medicina Dental de Rutgers da un paso más hacia esta teoría, ya que ha encontrado evidencia de dos tipos de enjuague bucal que interrumpen la actividad del Covid-19 evitando así que se replique en una célula humana.

Según el estudio publicado en la revista Pathogens, los investigadores han descubierto que Listerine y el enjuague bucal con receta Clorhexidina interrumpieron la actividad viral del Covid-19 segundos después de haber sido diluido en concentraciones que imitarían el uso real. Unos resultados prometedores, que según apuntan los autores de la investigación, aún se deben testar en humanos para probar su eficacia en la vida real.

El estudio se realizó en un laboratorio usando concentraciones de enjuague bucal y tomando el tiempo que llevaría 
contactar con los tejidos para replicar las condiciones de la boca, explica en un comunicado Daniel H. Fine, autor principal del artículo y director del Departamento de Biología Oral de la escuela.

Listerine y Chlorhexidine, los más efectivos


El estudio encontró que otros dos enjuagues bucales parecían prometedores en cuanto a brindar alguna protección en la prevención de la transmisión viral: Betadine, que contiene povidona yodada, y Peroxal, que contiene peróxido de hidrógeno. Sin embargo, solo Listerine y Chlorhexidine interrumpieron el virus con poco impacto en las células de la piel dentro de la boca que proporcionan una barrera protectora contra el virus.

"Tanto la povidona yodada como el Peroxal causaron una muerte significativa de las células de la piel en nuestros estudios, mientras que tanto Listerine como la clorhexidina tuvieron una muerte mínima de las células de la piel en concentraciones que simulaban lo que se encontraría en el uso diario", detalla Fine.

El equipo estudió la eficacia del enjuague bucal para prevenir la transmisión viral con el objetivo de comprender mejor cómo los dentistas pueden protegerse de los aerosoles exhalados por los pacientes. "Como dentistas, estamos justo en la cara del paciente. Queríamos saber si hay algo que pudiera reducir la carga viral", dijo la coautora Eileen Hoskin, profesora asistente de la Facultad de Medicina Dental de Rutgers.

Pendiente de probar la eficacia en humanos


Ante estos resultados, Fine advierte al público que no debe usar el enjuague bucal como una forma de frenar la propagación hasta que se pruebe en ensayos clínicos en humanos: "El objetivo final sería determinar si el enjuague dos o tres veces al día con un agente antiséptico con actividad antiviral activa tendría el potencial de reducir la capacidad de transmitir la enfermedad. Pero esto debe investigarse en el mundo real''.

Investigaciones anteriores han demostrado que varios tipos de enjuagues bucales antisépticos pueden interrumpir el nuevo coronavirus y prevenir temporalmente la transmisión, pero este fue uno de los primeros estudios que examinó las concentraciones de enjuague antiséptico, el tiempo de contacto y las propiedades de destrucción de las células de la piel que simulaban condiciones orales. El estudio fue realizado por un equipo de científicos de la escuela de odontología y virólogo del Instituto de Investigación de Salud Pública.

"Dado que el virus del SARS CoV-2 responsable de Covid-19 ingresa principalmente a través de la cavidad oral y nasal, los biólogos orales deben incluirse en estos estudios porque tienen un conocimiento profundo de las enfermedades infecciosas orales", comenta Fine.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.